16 de mayo de 2012

No te cruces de brazos, actúa

El paro y la precariedad laboral han llegado para quedarse, haciendo que desaparezca una gran parte de la clase media.

Entendemos el trabajo como fuente de ingresos para afrontar pagos y olvidamos la realización personal, así el trabajo se convierte en insatisfacción, estrés y malestar psíquico.

Aprovechando estos tiempos revueltos, donde todo se cambia para dejarlo peor que antes, habría que revisar y redefinir el concepto de trabajo. Necesitamos un cambio de valores que convierta al trabajo en una realización propia y responsable ante la sociedad.

Estamos hartos de que la especulación financiera y la concentración de poder empresarial manejen a su antojo el mercado laboral. De que los lobbies y las grandes empresas impongan EREs irreales y reformas que facilitan el despido barato y la pérdida de derechos laborales. De que las grandes superficies hagan desaparecer progresivamente al pequeño comercio. De que las franquicias amenacen la supervivencia de los establecimientos autónomos. De que las mafias exploten a personas venidas de otros países…

Podemos abandonar la competencia como motor de las relaciones económicas y promover otro tipo de acciones económicas, crear bolsas de trabajo que conecten a personas con proyectos, promover ayudas para que los pequeños proyectos puedan salir adelante, lograr la equidad de ingresos entre todos los trabajadores, recuperar tiempo libre para vivir…

Es el momento de hacer algo positivo por nosotros mismos. Si no es ahora, ¿cuándo?


Marea Roja, cada día 9 en tu oficina del INEM