El aragonés

¡No deixez amortar a nuestra voz! (¡No dejéis morir nuestra voz!)


El aragonés es la “variedad” o “modalidad” lingüística común de Aragón. Una lengua viva, que surgió hace más de un milenio, cuando, especialmente en la zona pirenaica, se incorporaron al habla unas formas originales de expresión que se diferenciaban del castellano.

El aragonés pervive sin tutelas oficiales, sin apoyo político, salvando muchos obstáculos. Tozudo, como la gente que lo habla y lo difunde, sigue soñando con un futuro mejor, cuando la Academia de la Lengua Aragonesa sea una realidad y no el papel mojado que es ahora, cuando su uso se refuerce, se promocione y se proteja, cuando se elaboren unas normas ortográficas oficiales que le den cohesión y faciliten su enseñanza, cuando exista una amplia producción literaria que le dé brillantez.

Pese a todos los imponderables, más de diez mil hablantes y muchos simpatizantes trabajan con ilusión para mantener este patrimonio cultural, no quieren que la voz de Aragón muera.


Comentarios