2 de febrero de 2012

Hambre en Grecia

Ante los crecientes casos de desnutrición que se han detectado en algunos colegios, especialmente en los barrios más afectados por la crisis económica y el desempleo, el Ministerio de Educación griego repartirá entre los alumnos cupones para obtener almuerzos gratuitos. Los cupones comenzarán a repartirse en 18 escuelas de la región de Ática, donde se sitúa la ciudad de Atenas, y pueden canjearse por leche, galletas, cereales, fruta o bocadillos en las escuelas. El proyecto se financiará con la colaboración de la Iglesia, los Ayuntamientos y empresas privadas, ya que el presupuesto de Educación ha sido reducido un 60% este año.

Según datos del pasado mes de noviembre, en Grecia, país con un desempleo del 19,2%, unas 500.000 personas (un 13,2% de las familias griegas), no dispone de ningún tipo de ingresos y carece de ayudas asistenciales.

Los informes de profesores y asociaciones de padres denuncian la situación dramática que se vive en algunas zonas del país. El uso de los comedores escolares se ha reducido entre un 30 y un 40 por ciento porque las familias no pueden permitirse este gasto. Hay colegios en los que el número de niños desnutridos se estima en 1,2 por aula, mientras que en otros lugares la situación es aún peor, en Petralona, por ejemplo, donde el desempleo supera el 20 por ciento, se registra una cifra similar de niños que sufren carencias en su nutrición.

Las escuelas cierran y los niños vuelven a pasar hambre por primera vez en 60 años. Grecia es el principio. ¿Acabaremos nosotros igual?