16 de enero de 2012

Dar donde más duele

"¿Qué tipo de país es Cataluña si su policía no quiere utilizar la lengua propia?", se queja el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol. Y es que este sábado los Mossos d'Esquadra cometieron un sacrilegio al utilizar el español en su protesta por los recortes, además de corear estrofas de la canción “Viva España” al presidente de la Generalitat, Artur Mas, para boicotear un acto en Lloret de Mar (Girona). Hay que decir que las pancartas que portaban sí estaban escritas en catalán y tenían lemas como: Mas, cabró; retalla't els collons (Mas, cabrón; recórtate los cojones), Prou retallades (Basta de recortes) y Mossos en lluita (Mossos en lucha).

El catalán dejará de ser la lengua preferente de los Mossos d’Esquadra cuando atiendan a los ciudadanos. Para presionar contra los recortes de Interior, muchos agentes ya han empezado a aplicar esta medida y a dirigirse a la población en español como primera lengua de contacto. Ésta es una de las acciones con las que quieren plantar cara al conseller Felip Puig, a quien acusan de no querer sentarse a negociar.

Aprovechando el río revuelto, el presidente de Ciutadans, Albert Rivera, denuncia que este hecho demuestra "la imposición de una única lengua (el catalán) en la Cataluña oficial del Govern de Mas". En un comunicado de Ciutadans, Rivera argumenta: que los Mossos protesten en "la lengua mayoritaria de los catalanes" demuestra que "el Govern catalán da instrucciones para que no utilicen una de las lenguas oficiales como es el castellano".

Por su parte, la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, lamentaba que los Mossos d'Esquadra incluyan la lengua en su protesta contra los recortes, lo que cree que demuestra que el catalán aún no se ha normalizado.

1 comentario:

Toy folloso dijo...

Aparte de oír a los mossos de ascendencia castellana, hablar entre ellos en castellano, no creo que tengan ningún problema en emplear esa lengua con algún visitante que manifieste no entender el catalán. Exactamente igual que si se dirigen a un francés y conocen ese idioma.
Lo contrario sería un diálogo para besugos....
Pero como el catalán ha estado en peligro de extinción, para reavivarlo se han tenido que tomar unas medidas necesarias -rotulación obligatoria, cuotas de doblaje, etc.-, pero poco comprensibles para esos vecinos de barrio que no tienen bastante con cuidarse de su calle, ya sabes.
Entonces, los mossos están empleando una manera de reivindicación que sí, duele a los gobernantes, pero en modo alguno deja indiferente al ciudadano.