Sin pruebas de vida extraterrestre

Y a nosotros, entretenidos con el debate R-R de anoche, se nos pasó por alto la noticia del día. No tuvo apenas cobertura en los medios, pero ya era hora de saber la verdad, tras años de incertidumbre y de teorías especulativas de todo pelaje. ¿Recuerdan la de Paul Davies y Charles Lineweaver? “En teoría podemos estar rodeados de vida extraterrestre, microbios alienígenas durmientes o muertos, sin ser conscientes de ello. Incluso de alguna forma algunos de nosotros podríamos ser extraterrestres, sugerían, porque es posible que algunos intercambios tempranos de material genético podrían haberse dado entre nuestros ancestros y algunas formas de vida alienígena, que quizá hubieran llegado a la Tierra mucho antes de lo que se piensa, hace mil millones de años”. ¿Y la hipótesis de la panspermia (“semillas en todas partes”)? Que proclama el origen extraterrestre de la vida y fue impulsada por el descubrimiento de aparentes formas de vida en meteoritos marcianos, así como por la constatación de la existencia de sustancias “orgánicas” complejas en el espacio sideral, lo cual sugiere que los elementos esenciales para la vida se formaron desde las primeras etapas de la evolución del Universo. ¿O el planteamiento de Paul Davies? Ése que exponía que usando retrovirus, una civilización distante podría haber colocado un mensaje en el genoma de los organismos terrestres por un coste insignificante. Estos mensajes se habrían conservado y podrían replicarse casi sin cambios durante millones de años.

Pues lo siento por los que creyeron factibles estas posibilidades, porque la Oficina de Ciencia y Tecnología de Washington ha dado respuesta oficialmente a una petición firmada por 12.078 personas que habían reclamado al Gobierno estadounidense que "reconozca formalmente la presencia extraterrestre entre la raza humana". Phil Larson, el director de esta oficina, ha escrito en la página web de la Casa Blanca, bajo el título La búsqueda extraterrestre: no hay pruebas todavía, una carta en la que niega categóricamente que Estados Unidos albergue pruebas de vida extraterrestre. "El gobierno de EE.UU. no tiene evidencia de que exista ningún tipo de vida fuera de nuestro planeta o que una presencia extraterrestre haya contactado con ningún miembro de la raza humana. Además, no existe información creíble que sugiera que tengamos pruebas que se oculten a la opinión pública". "Sin embargo –continúa la nota- eso no significa que la cuestión de la vida fuera de nuestro planeta no se esté discutiendo o explorando. De hecho, hay una serie de proyectos encaminados a comprender si existe vida o no fuera de la Tierra".

Para finalizar, Phil Larson explica que "muchos científicos y matemáticos han observado con perspectiva estadística la cuestión de si es probable que exista vida fuera de la Tierra y han llegado a la conclusión de que las probabilidades son bastante altas de que en algún lugar entre los billones y billones de estrellas en el universo exista un planeta en el que haya vida como en nuestro planeta. Muchos también han observado, sin embargo, que las probabilidades de que contactemos con alguno de ellos, especialmente con seres inteligentes, son muy pequeñas, teniendo en cuenta las distancias".



Comentarios

elzo ha dicho que…
Pues si desde la mismísima Casa Blanca se molestan en negar la evidencia igual es que sí que hay algo que ocultar.