La que se nos viene encima

María Dolores de Cospedal ha ejercido de pitonisa y el martes pasado en Ceuta vaticinó protestas “cuando Rajoy diga lo que hay que hacer”. La secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha anticipa: “Algunos, los que no se han quejado nunca hasta ahora, van a protestar mucho cuando el Gobierno diga todo lo que hay que hacer para sacar el país adelante”, pero luego le resta importancia al asunto asegurando que “la mayoría de los españoles nos van a entender”.

También posee la clave para salir de la crisis: “Tenemos credibilidad y legitimidad para decir lo que hay que hacer, que es apretarse el cinturón”, y añade: “Hay que hacer un plan de austeridad porque todos sabemos que no se puede salir todos los días ni gastar más de lo que se tiene”, “para entender eso no hacen falta ni las dos clases de economía que le dieron a Zapatero”.

Según Cospedal, “la única garantía para mantener una Educación y una Sanidad pública y de calidad son políticas de austeridad que sirvan para crear empleo, el círculo virtuoso de la recuperación económica, que pasa por bajar, sí, por bajar, el Impuesto de Sociedades, por quitar las trabas burocráticas para crear empresas, por ayudar a las Pymes y a los emprendedores, no por subir impuestos, porque de esa manera no se ha salido nunca de ninguna crisis”.

Yo cada vez entiendo menos el programa-humo que propone el PP. Con un déficit que a final de año bien puede haber superado el 6% previsto. Con un crecimiento para el año próximo estimado en un ridículo 0,7%. Y con Bruselas apretándonos las clavijas cada día. La única solución para darle gusto a Merkel pasa por recortar el gasto, subir los impuestos o las dos cosas a un tiempo.

Por favor, candidatos del PP, ¿por qué no nos exponen con claridad sus planes para España antes del 20-N?



Comentarios