¿Por qué no sabemos nada?

La revolución islandesa se menciona poco en los medios informativos. Empezó en enero de 2009 y desde entonces el modo de hacer política de este país ha cambiado. Los ciudadanos provocaron la caída del gobierno, han rechazado dos veces en referéndum pagar las deudas contraídas por su banca y se persigue judicialmente a los responsables de la bancarrota. Desde entonces, el paro ha vuelto a descender (del 11% al 7%), la recesión ha quedado atrás (el PIB ha crecido un 2% en el primer trimestre de 2011), la corona se ha estabilizado (tras la fuerte devaluación de 2008) e incluso el gobierno se está planteando rechazar un préstamo pendiente del FMI por no ser necesario.


Comentarios