Pobre Gerard Quintana

TV3 emitió el pasado lunes el programa El convidat que presenta Albert Om, en esta ocasión se contaba con la presencia de Gerard Quintana, cantante del grupo catalán Sopa de Cabra. Simultáneamente, las redes sociales empezaron a arder: Gerard Quintana había cometido un gravísimo e imperdonable pecado. Al músico se le ocurrió decir que en su casa se habla español. Que con su mujer y sus hijos emplea la lengua española para comunicarse.

Gerard Quintana ha pregonado su independentismo a los cuatro vientos y fue uno de los promotores de la multitudinaria manifestación que convocó Òmnium Cultural el 10 de julio de 2010 y que tuvo como lema: Nosaltres decidim, som una nació (Nosotros decidimos, somos una nación).

Se supone que los catalanes aspiran a vivir en un país libre con gente libre. Y en el ejercicio de esa libertad cada persona debería tener el derecho a expresarse en la lengua que desee. Al menos en su casa, digo yo.

Comentarios

Toy folloso ha dicho que…
A Dios rogando....
Debió haber intuído las repercusiones que, con toda seguridad, tendrá esta confesión.
Lo ví y también me extrañó mucho; y más al ser su pareja catalana de nacimiento.

Recuerdo un programa, también de TV3, en el que una pareja contaba haber sido presentada en una reunión de habla castellana, haber empezado su relación en ese idioma y, al cabo de muchos años no haber conseguido "girar la lengua", -como lo llamamos aquí-, de modo que hablan catalán con hijos, nueras, padres, suegros y cuñados ¡pero entre ellos no!.

Pero bueno, ¿no os toca también las narices a los de habla castellana, saber que Juanca y la Sofía emplean el inglés en la intimidad?.
elzo ha dicho que…
No vi el programa. Pensé que su pareja sería castellanohablante. No siendo el caso reconozco que sí que me choca algo pero tampoco creo que sea para armar la que se ha armado.