Cuadernos Rubio, ahora contra el alzhéimer

El pasado 21 de septiembre se celebró el Día Mundial del Alzhéimer. En España, la enfermedad se manifiesta cada año en 100.000 nuevas personas. El alzhéimer afecta al 6% de las personas de más de 65 años; al 25% de los mayores de 80; y a una de cada dos por encima de los 90 años.

Una generación de escolares crecimos con los cuadernos Rubio. Durante décadas estos cuadernillos sirvieron para que los escolares españoles aprendiéramos escritura y cálculo y hoy pueden seguir siendo de utilidad a nuestros mayores. Los ya famosos cuadernos Rubio para niños amplían su repertorio y ahora se destinan especialmente a personas que se encuentran en las primeras fases de alzhéimer, pues se ha comprobado que pueden activar su memoria.

Los cuadernos plantean actividades de estimulación en diversos ámbitos cognitivos. Su finalidad es reforzar, preservar, potenciar y lograr una mejora del rendimiento en enfermos de alzhéimer, aplicando las mismas técnicas con las que los niños aprenden a escribir y calcular, pero con una imagen y unos contenidos adecuados a esta edad. Desde que se pusieron a la venta, de esto hace un año aproximadamente, la cifra de cuadernos vendidos supera los 70.000 ejemplares. Su contenido se divide en siete áreas de conocimiento: lenguaje, memoria, cálculo, escritura, atención y concentración y práxias y gnosias, y tiene tres niveles de dificultad.

Los cuadernos Rubio para mayores, que se venden en librerías, papelerías y en grandes almacenes como El Corte Inglés y la Casa del Libro, podrán adquirirse también en farmacias.




Comentarios