Internet y la depresión

Un estudio científico realizado por la revista Pediatrics sobre las consecuencias que puede tener el uso abusivo de Internet entre los adolescentes de entre 13 y 16 años ha llegado a las siguientes conclusiones: el riesgo de padecer depresión es el doble entre los chavales que utilizan Internet de forma patológica. ¿A qué se debe este hecho? Se indica la falta de sueño como motivo. Sabemos que los jóvenes que están enganchados a la Red pasan muchas de las horas que deberían dedicar a dormir jugando on line o conectados a las redes sociales. Los juegos son precisamente en lo que más se involucran, pues se toman por algo real que implica una elevada competitividad, fracasar en el juego se asume como un fracaso en la vida. No se separa el mundo real del virtual, se reducen las horas de descanso y se recorta al mínimo el tiempo de convivencia con otras personas.

Éste no es el primer estudio que se realiza respecto al uso excesivo de Internet y las conclusiones son unánimes: la utilización patológica de Internet es una nueva adicción que puede afectar seriamente a la salud mental.

Queda por demostrar la causa-efecto entre el uso excesivo de Internet y la depresión, pero hay que considerar como dato destacable que el adolescente que vive enganchado al ciberespacio es un joven aislado, sin contactos con el mundo real. El aislamiento social y la posibilidad de divertirse sin salir de su habitación, crean un círculo vicioso que lleva a un mayor uso de Internet y a un agravamiento de la situación.

No hace falta que demonicemos las nuevas tecnologías como fuente de nuevos males, bastará con un uso racional de las mismas para no caer en males mayores y sacarles el provecho que nos aportan.

Comentarios