Con la ayuda de Dios

Cada nuevo gobierno que llega al poder, presidente y ministros, comienza por tomar posesión del cargo. En el caso de la Generalitat catalana, el president y los consellers, han hecho lo propio tras ganar las últimas elecciones la candidatura presentada por CiU. El protocolo especifica que se puede prometer o jurar el cargo, pero algunos consellers del Gobierno que preside Artur Mas, han añadido la coletilla: “Con la ayuda de Dios”. Este detalle sería irrelevante si Cataluña no formara parte de un estado aconfesional como el español, si las creencias religiosas de cada conseller, que habrían de permanecer en el ámbito privado, no hubiesen quedado al descubierto de forma pública y notoria y si solicitando la ayuda divina no hubieran dejado patente su incapacidad para el puesto.

Comentarios