La otra cara de la moneda

Se ha hablado mucho sobre la huelga salvaje de los controladores aéreos y no abundaré más sobre un tema que ha de resolverse en los juzgados. Prefiero reflexionar sobre otro aspecto: el derecho a estar de baja que tiene cualquier trabajador enfermo.

El médico que firma una baja lo hace bajo un criterio profesional y asume unas responsabilidades. Protege a un paciente de posibles complicaciones en su estado de salud y procura su restablecimiento. En este ejercicio se presupone la honestidad, que debe regir en cualquier actuación médica. Ahora ha quedado en entredicho la labor de los facultativos y se desconfía de la honradez de los controladores, supuestamente enfermos. También se ha sentado un precedente, si los controladores aéreos deben devolver a la empresa las horas de baja, ¿no tendremos que hacer lo mismo los demás? ¿Se suprimirá de un plumazo el derecho a estar enfermo?

De esto no se habla, lo único que nos preocupa es no haber podido ir de vacaciones.

Comentarios