Crisis

La crisis del mundo es casi terminal y por eso nos aferramos a todo aquello que nos distrae de semejante momento. Con casi la mitad de la población mundial padeciendo hambre (2.500.000.000 sí, dos mil quinientos millones de seres humanos), con amenazas de guerras permanentes, con una naturaleza degradada hasta extremos que da pavor (de economía hablaremos en otro momento)... El recurso para no acabar locos es volcarnos en cosas triviales, que no nos hagan pensar en semejante planeta.

Comentarios