Catedral de Colonia



La catedral de Colonia se inició en 1248 y se terminó 600 años más tarde, en 1880.

Una noche de mayo de 1942 un millar de aviones aliados lanzaron sus bombas sobre la ciudad y convirtieron su patrimonio medieval en escombros. Sin embargo, la catedral quedó en pie, aunque con daños en una de sus torres. Los creyentes lo atribuyeron a un milagro, pero la verdad es que sus torres servían de orientación y punto de referencia a los pilotos, por eso no la destruyeron.

En la torre sur hay 509 escalones que conducen a un mirador, la vista es impresionante. La maraña de vías y trenes parecen casi una maqueta a escala al otearla a vista de pájaro.

Federico Barbarroja, emperador del Sacro Imperio Germánico llevó desde Milán a Colonia las reliquias de los tres Reyes Magos en 1164, como los restos eran cada vez más venerados, el emperador no tuvo más remedio que costear un relicario de oro adornado con centenares de piedras preciosas, camafeos y gemas para guardarlos allí. Así Colonia se convirtió en un centro de peregrinación y tuvo una nueva catedral.

Comentarios