Bond, James Bond

James Bond es un hombre guapo, cortés y sofisticado, con sentido del humor; viste impecablemente; bebe martinis secos con vodka: mezclados no agitados, sin que jamás le hayamos visto borracho; baila el tango como nadie; conduce los mejores coches de las mejores marcas; siempre sale con mujeres bellísimas y ninguna se resiste a su encanto; practica el golf con impecable estilo, juega al bridge estupendamente, sabe bucear, esquiar, conducir aviones, lanchas acuáticas o trineos, disparar cualquier arma; habla el idioma en el que se exprese su interlocutor, trabaja como agente secreto en el MI6 y ¡está soltero!

James Bond, el personaje de novelas de espionaje creado por Ian Fleming en 1953, ha pasado a la historia gracias al cine. Las 22 películas del agente 007 que se han rodado a lo largo de 44 años conforman la saga más larga de toda la historia del séptimo arte. Pero James Bond no sólo está presente en las páginas de las novelas y en las pantallas, sino también en la publicidad, en las revistas de gastronomía o de política, incluso en videojuegos. James Bond ha sabido resistir a las evoluciones políticas y tecnológicas que marcaron el último medio siglo y parece que aún tiene cuerda para rato.

Comentarios