Los posos del café - Sentencias

-Un comité es un grupo que individualmente no puede hacer nada, pero que en conjunto decide que no hay nada que hacer. Fred Allen.

-Mira la vida por el parabrisas, no desde el retrovisor. Lei An.

-Nosotros matamos el tiempo, pero él nos entierra. J.M. de Assasis.

-El diluvio universal fue un fracaso: quedó una familia viva. Henri Becque.

-Un experto es la persona que ha cometido todos los errores que se pueden cometer en un campo determinado. Boecio.

-Al que se ríe de sí mismo, nunca le faltará diversión. Habib Burguiba.

-Los más obstinados suelen ser los más equivocados, como todos los que no han aprendido a dudar. Samuel Butler.

-La prensa libre puede ser buena o mala, pero con toda seguridad, la prensa sin libertad sólo puede ser mala. Albert Camus.

-Todo fracaso es un condimento que da gusto al éxito. Truman Capote.

-Cásate con un arqueólogo. Cuanto más envejezcas, más encantadora te encontrará. Agatha Christie.

-La democracia es el peor de los regímenes, si se excluyen los demás. Wiston Churchill.

-El cuerpo, si se le trata bien, puede durar toda la vida. Noel Clarasó.

-No creas nada. No importa dónde lo leas, o quién lo haya dicho, incluso si yo lo he dicho, a no ser que esté de acuerdo con tu razón y tu sentido común. Buda.

-Quien ha probado alguna vez el café en Inglaterra, sabe por qué los ingleses beben té. Pierre Daninos.

-Si realmente quieres la paz, no hables con tus amigos, habla con tus enemigos. Moshe Dayan.

-Para escribir un libro no es imprescindible haber leído el Quijote. Cervantes, cuando lo escribió, todavía no lo había leído. Miguel Delibes.

-La lengua es el más mortífero de los instrumentos sin punta. Shannon Fice.

-Democracia es el nombre que se da al pueblo cuando se le necesita. Marqués de Flers.

-No hay situación tan grave que no sea susceptible de empeorar. Federico II de Prusia.

-Quien se considera escéptico haría bien en mirar de tanto en tanto su escepticismo con escepticismo. Sigmund Freud.

-El cerebro es un órgano maravilloso, comienza a trabajar en cuanto te despiertas y no deja de funcionar hasta que llegas al trabajo. Robert Frost.

Comentarios