Feminismo actual

El feminismo reaccionario y exacerbado fue un invento de finales de los años sesenta, cuando las feministas quemaban sus sujetadores, se vestían con ropas que ocultaban sus formas femeninas y se empeñaban en ser como los hombres, consiguiendo ser un individuo andrógino. Su mente enfurecida creó eslóganes vindicativos: "Contra violación, castración. Nosotras parimos, nosotras decidimos. Hombres, machistas, al paredón..." No fue una táctica muy acertada, como luego se ha visto, y las mismas mujeres que se negaban a usar sujetador como protesta, hoy se hacen implantes de silicona para atraer las miradas de los hombres que antes odiaban.

Rectificar es de sabios y admitir los errores es un síntoma de madurez y de inteligencia. La mujer de hoy, la del siglo XXI, se ha dado cuenta de que no puede ir por el mundo luchando y enfrentándose a la otra mitad de la humanidad: los hombres, y apuesta por la convivencia pacífica porque sabe que se consigue más con miel que con hiel. Ahora es cuando las cosas pueden funcionar mejor, porque ambos sexos nos conocemos más, queremos entendernos y vivir como iguales respetando las diferencias individuales de cada persona.

Comentarios