Dios nos apoya

Antonio Cañizares Llovera, cardenal arzobispo de Toledo, afirma que Dios aprueba que la Iglesia española pida el voto para determinado partido. No presenta pruebas que avalen sus palabras, tal vez se refiera a que Dios, cuando menos, no se ha mostrado disconforme.

El respaldo divino es muy importante, recordemos que George W. Bush aseguró tener el beneplácito del Señor para invadir Iraq, algo que consiguió que todos, excepto los iraquíes, obviamente, nos sintiéramos más aliviados.

No voy a dudar de la palabra de Bush ni de la de Cañizares, pero como buena escéptica, yo preferiría que Dios se comunicara personalmente, como en otros tiempos, cuando llamaba a Moisés a una montaña para entregarle en mano sus instrucciones escritas en una piedra. Ahora se expresa mediante el silencio administrativo: si no existe oposición manifiesta, significa que se está a favor, y no es lo mismo.

Desde hace demasiado, Dios ya no habla en persona con nosotros, nos envía a sus subordinados: ángeles, vírgenes, mártires… Últimamente, ni eso, y a mí me preocupa. ¿Y si Dios no existe? Lo dijo
Lucien Ginzburg: "El hombre ha creado a Dios; lo contrario está aún pendiente de demostración".

Comentarios

Indigo ha dicho que…
Pues en ésas estamos, en las de aquí, y no en las del más allá. Claro que reconozco que creer debe ser comodísimo.