Cine

El cine nació en blanco y negro, mudo, y en un centenar de años ha evolucionado de forma espectacular. Durante estos años de vida, el cine lo ha dicho casi todo y de casi todas las maneras posibles. Cada vez resulta más difícil ser original y eso que, en esta centuria, los creadores han tenido como objetivo primordial el progreso y la innovación, ir siempre un poco más lejos.

Volviendo la vista atrás, a los inicios del cine, nos encontramos con Charlot, el personaje pendenciero, tosco, entrañable y poético creado por Charles Chaplin que reinó durante lustros en el mundo del celuloide. A través de sus películas podemos constatar que, en el fondo, el cine tampoco ha cambiado tanto. Ha ganado en recursos técnicos y en el desarrollo de los argumentos, pero los métodos para hacer llorar o reír, para entretener y tocar la fibra sensible del espectador, siguen siendo idénticos a los empleados por el hombre de gastado bombín, bigote, botas agujereadas y bastón de caña.

Comentarios

JoseAngel ha dicho que…
N'exaggérez pas, Madame... De lejos, todo parece lo mismo, y ya lo inventaron los griegos. Pero las diferencias se aprecian de cerca y al detalle.