Amar es un arte

Reconozco que empiezo a engancharme. Cada vez que encuentro en el diario la columna de Vicenç Salvadó, la devoro con fruición y luego me pregunto cómo un periódico puede publicar estas chorradas.

Esta semana el tema es: El arte de amar, el autor ha tomado prestado el título del análisis sobre el amor escrito por Erich Fromm y lo aplica al sexo, la cosa empieza así:

“Hay muchos secretos y tabúes con la sexualidad, pero piensen que es una de las mejores medicinas que existen actualmente. Sabemos que haciendo el amor durante una hora se pueden quemar más de 800 calorías”. ¿Esta afirmación está avalada por algún estudio científico? ¡Una hora! ¿La duración real de un coito puede prolongarse durante una hora si el hombre no padece priapismo? ¡Ochocientas calorías! No entiendo cómo en vez de ganas fumar no entra un hambre atroz.

“Hacer bien el amor es marcar la diferencia y no llegar a la rutina que ‘hoy toca’. Siempre ha de ser diferente y a horas diferentes”. ¿Marcar la diferencia? ¿A horas diferentes? El trabajo y la rutina cotidiana nos dejan libres las mismas horas cada día para coincidir con nuestra pareja. Aunque, claro, siempre queda la opción de buscar un apaño con un colega de la oficina, así cumplimos con el doble precepto: el sexo es diferente con otra pareja y lo practicas en un horario distinto: el laboral.

“Hay veces que ves por la calle mujeres y hombres que no pasan los años por ellos. Según el estudio que llevo realizando desde hace más de 8 años, el 90% de estas personas han tenido muy buenas relaciones sexuales con su pareja”. ¡Alabado sea el Santísimo! Por fin descubrimos la fuente de la eterna juventud. Tantos siglos buscándola y la teníamos en la entrepierna. Por cierto, ¿cómo se habrá realizado el estudio de marras?, ¿preguntando a cada persona con buen aspecto que pasa por la calle si mantiene unas excelentes relaciones sexuales? ¿No será que esos hombres y mujeres por los que, según el columnista no pasan los años, han pasado por Corporación Dermoestética?

La cursiva, como en ocasiones anteriores, es mía.

Comentarios