Violada y agradecida

El rey de Arabia Saudita y guardián de los Santos Lugares del Islam, Abdullah II, se muestra magnánimo con motivo de la celebración de la Fiesta del Sacrificio e indulta a una joven de 19 años condenada a seis meses de prisión y 200 latigazos.

Los hechos ocurrieron en la localidad de Al Qatif, la mujer acababa de casarse y quedó con un amigo para que le devolviese una foto suya. Siete hombres irrumpieron en el coche en que se encontraba la pareja, los secuestraron, los condujeron a las afueras de la ciudad y allí los violaron. La ley saudí prohíbe a las mujeres estar en un coche con otro hombre que no sea de su familia y ella fue condenada por adulterio.

Por haber atentado contra su honor, el marido la repudiará, y por haber sido violada, sus vecinos la despreciarán. ¿Qué futuro le espera a esta mujer? ¿Y a todas las mujeres que sufren situaciones parecidas en todo el mundo?

Comentarios

Indigo ha dicho que…
¡Qué bestias!
Tengo que decirte: FELICIDADES, aunque cueste con este panorama.
Un abrazo