Violín

Antonio Stradivari ha pasado a la historia convertido en el símbolo de la perfección. La calidad de sus violines y los de las familias Amati y Guarnieri aún no ha sido superada.

El Museo del Violín se encuentra en Cremona (Italia), donde nació el nuevo concepto de este instrumento. ¿Por qué estos violines suenan mejor que los demás? Es algo que nadie ha sabido explicar. Las teorías son variadas: la madera estaba fermentada con agua salada, se construyeron con chapas, colas y barnices especiales… Este secreto va unido a otro ya desvelado: para que estos violines se mantengan en perfecto estado, hay que tocarlos. Un gran instrumento, una gran música y un gran intérprete son los elementos de una ecuación infalible, que deja un recuerdo indeleble.

Museo Stradivariano

Un violinista excepcional:
Ara Malikian

Comentarios