Laika

Rusia conmemora del 50 aniversario del vuelo espacial de la perra Laika, el primer ser vivo lanzado al espacio a bordo del Sputnik-2, el día 3 de noviembre de 1957.

Laika era una pequeña perra recogida en una calle de Moscú y fue seleccionada por cumplir los requisitos establecidos para aquel viaje a lo desconocido, menos de 6 kilos de peso, 35 centímetros de altura y una gran resistencia. Los científicos pensaron que un perro callejero era el candidato ideal porque estaba acostumbrado a luchar por su supervivencia. Le aplicaron las mismas pruebas y la sometieron a los mismos exámenes que más tarde aplicarían a los humanos y Laika los superó con éxito. Las prisas del caprichoso Nikita Jruschov, que deseaba ganar la carrera espacial contra Estados Unidos, impidieron que se fabricara una cápsula espacial con nave de retorno. Laika no volvería a la Tierra. En 2002, el científico del Instituto de Problemas Biológicos de Moscú, Dmitry Malashenko, reveló que la perra había muerto a causa del calor y del pánico, pasadas entre 5 y 7 horas desde su puesta en órbita. Esto desmiente a la agencia soviética TASS, que afirmó primero que Laika regresaría en paracaídas y luego anunció su muerte sin dolor tras una semana dando vueltas alrededor de la Tierra.

Durante los años 1951 y 1962, la URSS realizó 29 vuelos espaciales con perros. Ellos fueron los pioneros, con ellos se probaron las máscaras de respiración y la ropa, la resistencia de los seres vivos en condiciones de ingravidez. Todos posibilitaron que Yuri Gagarin se convirtiera en el primer humano en surcar las estrellas aquel 12 de abril de 1961.

Comentarios

Emilio Cervantes ha dicho que…
¿Y qué pasó después?
almena ha dicho que…
uffff pensarás que soy una sensiblera pero me duele el dolor de Laika, y sufro al pensar en su sufrimiento y en el de tantos otros perrillos olvidados que fueron enviados a ese destino incierto... ¡no, no incierto! a ese destino cierto de no retorno.

Un abrazo muy fuerte, María.
Que tengas una semana feliz.