La única solución es el diálogo

Alec Reid, el sacerdote católico que actuó de mediador en el proceso de paz de Irlanda, ha asegurado que la única solución para poner fin al conflicto vasco, donde también ha hecho de mediador, es “organizar una conferencia de paz con todos los partidos”. Alec Reid ha participado en el primer campus por la paz, organizado por la Oficina de Cooperación para el Desarrollo, la Justicia y la Paz. En su conferencia hizo un repaso del proceso irlandés y planteó algunos paralelismos y soluciones para Euskadi.

Reid destacó que su interés por resolver conflictos se inició al comprobar el sufrimiento de las familias de las víctimas en Irlanda. A partir de aquí comenzó a implicarse hasta el punto de convertirse en uno de los artífices de los acuerdos que permitieron la resolución irlandesa. Ahora hace unos años, fue requerido por un sacerdote vasco para aportar su experiencia y por eso vive a caballo entre Dublín y Bilbao.

El sacerdote remarcó que en todos los conflictos “la única solución es el diálogo y la primera regla es saber escuchar”, por eso recomienda que hay que sentarse a hablar con los miembros de ETA para encontrar puntos de acuerdo y basar la negociación en esos asuntos comunes. Alec Reid explicó que ésta fue la primera lección que aprendió del conflicto irlandés y que tendría que aplicarse a la situación española, también aseguró que en el caso de los políticos vascos y españoles “no existe la política del diálogo y el problema más grande no es ETA, sino que no existe esta política de diálogo”. El sacerdote considera que esta deficiencia es “un problema grave”. Otra de las conclusiones que ha extraído es que para superar cualquier dificultad hay que llegar a un consenso masculino y femenino.

En su ponencia, Reid opinó que cualquier colectivo con una identidad propia tiene unos derechos y que uno de ellos es “que no se puede tomar ninguna decisión sin el consentimiento de esta comunidad”. En este sentido, manifestó que los vascos se encuentran en esta situación. Sobre su experiencia como mediador en el conflicto vasco, explicó el intercambio de cartas que ha mantenido con miembros de ETA y que incluso se ha reunido con ellos. Asimismo, aseguró que los servicios policiales españoles no facilitaron el encuentro.

Alec Reid criticó la intransigencia que en algunas ocasiones ha demostrado el gobierno español porque, según él, se comprometió a acercar presos, a legalizar a Batasuna y a organizar una conferencia de paz, promesas que no han llegado a materializarse. Para Reid, esto ha provocado que ETA decidiera romper el alto el fuego con el atentado de Barajas en Madrid y tras el intercambio de acusaciones entre el gobierno español y la izquierda vasca, sólo queda como solución una conferencia de paz.

Comentarios