Cotilleos sobre el G-8

Angela Merkel, la canciller alemana, es la única mujer del selecto club del G-8. A su marido, Joachim Sauer, le ocurre a la inversa, es el único hombre en el grupo de “primeras damas”, que, dadas las actuales circunstancias, ha pasado a denominarse el grupo de “cónyuges” de los líderes del G-8.

Se hace extraño ver a un hombre desempeñando el papel de “segundo de a bordo” en protocolos oficiales de cierta altura, lugar reservado habitualmente a las mujeres, y me parece fantástico este cambio. Lo que no comparto es la opción de Cecilia Sarkozy, que durante su brevísima estancia en Alemania llevó zapatos tipo bailarina para disimular la diferencia de estatura con su esposo Nicolas.

Comentarios

Tere ha dicho que…
Si eres más alta que tu pareja, eres más alta. ¿por qué tenemos las mujeres esa precaución de no alterar el ego masculino? Sabemos que no les gusta ser inferiores a nosotras en nada y les seguimos el juego.
Indigo ha dicho que…
Lo que no comparto yo es que el Club de primeras damas deje de llamarse tal por la simpleza de que hay un hombre entre ellas.
almena ha dicho que…
Ya iba siendo hora...
:)
Javier ha dicho que…
¿Para cuándo el grupo de “parejas”? ¿Veremos algún día al acompañante masculino de un presidente, o viceversa, en actos públicos?