Virginidad, divino tesoro

Clara me envía las siguientes noticias. Es una pena, pero en todas partes cuecen habas.

Jordania: Un padre mató a su propia hija al sospechar que ella había perdido su virginidad

Un hombre jordano asesinó a su hija de 17 años y se entregó posteriormente a la policía, a la que declaró que había cometido el crimen para defender el honor de la familia porque sospechaba que la menor había perdido su virginidad.

Según comentaron las autoridades, el padre pensaba que su hija había mantenido relaciones sexuales y dudaba de su castidad incluso después de que una clínica certificó que aún era virgen, por lo cual le disparó cuatro veces.

La autopsia efectuada al cuerpo de la menor por el Instituto Nacional de Medicina Forense de Amán confirmó que la muchacha había mantenido su virginidad.

El forense, que trabaja en el Instituto, aseguró que la joven había huido de su casa en varias ocasiones, pero no dio las razones.

Al parecer, había acudido a una clínica de protección de la familia en Amán, y tras comprobarse que seguía siendo virgen, regresó a su casa sólo cuando su padre le prometió, por escrito y firmado, que no le haría daño, añadió.

Este sería el primer "crimen por honor" registrado este año en Jordania, país en el que anualmente mueren por este motivo alrededor de 20 mujeres, debido a que muchos hombres consideran que cualquier desvío sexual supone un quebranto a la reputación de la familia.

El gobierno ha lanzado una dura campaña contra esta práctica y ha presentado una iniciativa parlamentaria para agravar las penas por este delito, e incluso, la propia reina Rania solicitó un aumento de las condenas.


Londres: un kurdo degolló a su hija para "salvar la reputación" de su familia
Según el padre, la chica, de 16 años, se había "occidentalizado demasiado". Ella quiso fugarse de su casa y la mató. Lo condenaron a cadena perpetua.

Según él, fue un "crimen de honor" para salvar la reputación de su familia. La Justicia británica lo condenó a cadena perpetua por haber degollado a su hija Heshu Jones, una jovencita de 16 años, al verla "demasiado occidentalizada", de novia con un libanés cristiano, con quien había perdido la virginidad, y con vestidos "indecentes".

El kurdo Abdalla Jones, un refugiado de 48 años, pasará su vida en prisión después de que su intento de suicidio —con el mismo cuchillo que apuñaló y cortó la garganta de su hija— fracasara. Durante el proceso, él pidió ser ejecutado y le explicaron que la pena capital no existe en Gran Bretaña.

"Esta es una trágica historia que deja al descubierto irreconciliables diferencias culturales entre los tradicionales valores kurdos y los valores de la sociedad occidental", dijo el juez a la hora de condenarlo en Londres.

El condenado, el musulmán Abdalla Jones, un opositor a Saddam Hussein exiliado en Gran Bretaña, llevó adelante una expeditiva y tradicional forma de reparar el honor perdido de su familia, después de que un anónimo de la comunidad kurda le informara que su hija era "una prostituta", que "dormía diariamente con su novio". La carta había llegado a la Unión Patriótica del Kurdistán, donde él hacía trabajo voluntario diariamente.

"Estaba disgustado y furioso con la carta. No quería creer lo que había leído pero presumía que había algo de verdad en ella", explicó su abogado defensor.

Los "crímenes de honor" son arreglos de cuentas familiares por el rol de las hijas, matrimonios deshonrados o dotes no pagadas, comunes en Jordania, Pakistán, Afganistán y los países del Golfo. Pero es un secreto bien guardado por las familias musulmanas en Gran Bretaña. Scotland Yard, la policía británica, admitió que ha habido 12 crímenes de honor en el reino en diferentes comunidades musulmanas el año pasado. Pero también es una práctica común entre los siks y hasta hay crímenes de honor cristianos.

La escalada de este tipo de crímenes es tal que la policía británica ha destinado a una unidad para detectar mujeres en riesgo. Los casos más recientes fueron una mujer estrangulada delante de su hijo de 18 meses y una novia de 21 años, acuchillada el día de su boda porque no había respetado un matrimonio arreglado por sus padres.

Comentarios

almena ha dicho que…
Indignante e inconcebible.
Por Diossss ¿y qué se está haciendo para evitar tanta sinrazón?

María, un beso