Regalos que emocionan

Me han hecho un regalo fantástico, se trata de un CD: Songs from a world apart. El duduk tiene un lugar preeminente en esta colección de melodías tradicionales armenias. Se trata de un instrumento milenario parecido al oboe y construido con madera de albaricoque, cuyo vibrato le confiere un sonido inconfundible, y que es el símbolo y el alma de Armenia. A quienes vieron la película “Gladiator” les resultará familiar, pues sonaba de fondo en la escena en que el protagonista recuerda su tierra natal, imprimiéndole un toque melancólico, de doloroso quejido.

El duduk evoca el lamento dulce y desgarrado de una mujer, conmueve cada rincón del alma y su poder de evocación es tremendo. En el disco, Lévon Minassian, marsellés de origen armenio, y Armand Amar, marroquí afincado en Francia, unen su sensibilidad y su talento artístico para susurrarnos los secretos ancestrales que la tradición trasmite sólo a los iniciados.

Lévon Minassian

Comentarios