Tras el bombardeo alemán

Holland House Library, London 1940

"Allí donde queman libros, acaban quemando hombres", Heinrich Heine.


Comentarios

mabalot ha dicho que…
La frase certerísima; y la foto esa siempre me impresionó. A veces me parecía una locura (los libros como objetos materiales y el ser humano como enfermo) y otras veces veía a esos individuos como intermediarios de una salvación, la de la historia, la tradición, la voz del hombre, etcétera, esas cosas...
Algo así como en Farenheit de Bradbury.
Un saludo. Acabo de descubrir tu blog; tiene muy buena pinta. Te visitaré.
Chusé ha dicho que…
La quema de libros viene a ser una forma más de borrar la memoria del enemigo y dejarlo sin pasado y sin el tesoro de su cultura.