Mentes pensantes

Tengo una curiosidad: ¿quién o quiénes han ideado las actuales medidas de seguridad que se aplican en los aeropuertos?

Con la finalidad de evitar posibles ataques terroristas y la amenaza que suponen los explosivos líquidos, la Unión Europea practica unas medidas de seguridad que restringen la cantidad de líquidos o sustancias de consistencia parecida que los pasajeros pueden llevar encima cuando se someten a los controles.

En el equipaje de mano sólo se permiten pequeñas cantidades de líquidos, estos líquidos deben ir en pequeños envases cuya capacidad máxima es de 100 ml. Cada pasajero tiene que empaquetar estos envases en una bolsa transparente de plástico con autocierre de 20 x 20 cm. para facilitar la inspección.

Se consideran líquidos sospechosos: el agua y otras bebidas, sopas, jarabes, cremas, incluida la pasta de dientes, lociones y aceites, perfumes, gel de baño, champú, desodorantes y el contenido de cualquier envase en spray, incluida la espuma de afeitar y los desodorantes en aerosol.

Sin embargo, usted puede comprar todos estos productos sospechosos en las tiendas situadas un metro más allá del punto de control donde ha enseñado su tarjeta de embarque. ¿Se trata de una incongruencia o de una medida para aumentar las ventas de los establecimientos del aeropuerto?

Unos padres que viajen con su bebé están obligados a probar la leche del biberón de su hijo o el potito de la criatura para dar fe de que no oculta ninguna sustancia peligrosa, pero alguien puede pasar tranquilamente los controles aéreos con unos gramos de polonio 210 porque a nadie se le ha ocurrido instalar un detector de materiales radiactivos.

A veces, además de asombrarme por su obvia incapacidad, las “mentes pensantes” me inquietan.

Comentarios

almena ha dicho que…
Es cierto, cualquiera podría llevarse su "polonio" y pasaría desapercibido.
En cuanto a los líquidos, bueno, seguramente está bien que unos metros más allá podamos adquirir todo eso que en el control no se nos permitía. Se supone que los que allí se expenden están libres de toda sospecha y es una opción: "no puedo llevar mi pasta de dientes, pero puedo adquirirla pasado el control" (p.e.)
Un besazo, María