Intelectual o inteligente

“Recibimos tres educaciones, una de nuestros padres, una de nuestros maestros y otra del mundo. La tercera contradice todo lo que las dos primeras nos han enseñado”. Charles de Montesquieu

Las cosas realmente importantes no se aprenden en las universidades, son el resultado de una educación real que nada tiene que ver con los planes de estudios. Esta educación la adquirimos por medio de la experiencia personal y se halla muy lejos de la educación formal.

Un graduado en Harvard o en Oxford puede aprender a interpretar la economía mundial, pero no cómo ganarse cómodamente la vida emprendiendo un negocio. Intelecto no es sinónimo de sabiduría, para ser inteligente en la vida, la sabiduría, junto con la creatividad y la motivación, han de superar al intelecto, porque ser inteligente en la vida es hacer uso del sentido común. Es la capacidad de cuestionarse las cosas y luego actuar en consecuencia. Un doctorado no suple a las experiencias acompañadas del impulso de la motivación y del poder de la imaginación.

Psicólogos de la Universidad de Massachussets han llegado a la conclusión de que la inteligencia emocional es más importante que la académica y han establecido que el pensamiento constructivo es de la máxima importancia para obtener el éxito en la vida. El pensamiento constructivo no tiene nada que ver con nuestro cociente intelectual o nuestra educación, implica actuar frente a una situación en lugar de quejarse de ella, no tomarse las cosas de una manera personal y despreocuparnos de lo que los demás piensen de nosotros.

El pensamiento constructivo es decisivo en muchos ámbitos. Si analizamos el comportamiento y la actitud de esas personas que de verdad alcanzan el éxito, nos daremos cuenta de qué es lo que les permite conseguir sus metas: su capacidad para enfrentarse al fracaso, su preparación para solventar los lances más duros o su instinto, les llevaron más lejos que los títulos académicos. Como dijo el sabio: La educación es lo que ayuda a mucha gente sin inteligencia a arreglárselas en la vida.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
A saber lo que les enseñan en Massachussets, como para fiarse.
Andrés ha dicho que…
La especie humana es complicadísima. Si vas a la universidad te quejas de que no te enseñan para enfrentarte a la vida. Si no vas sufres complejos más tarde de .."si yo hubiera estudiado...". Si sabes te agobias al intentar aplicarlo en tu entorno. Si no sabes te agobian los de tu entorno porque se dan cuenta que eres un bruto. Si te enamoras vives en un mundo irreal que dura eso..lo que duran las irrealidades. Si te desenamoras vuelves a la realidad cotidiana y quieres volver a enamorarte para "vivir" aquella fantasía. Si eres guapo/a, se te acercan y te adulan porque buscamos la belleza. Si eres feo/fea se te apartan (menos quien realmente te ama) porque rechazamos la maldad.
Dios nos creó a su imagen y semejanza. ¿Estará Dios contento consigo mismo ?
almena ha dicho que…
Yo estimo que, efectivamente, intelectualidad e inteligencia no son sinónimos.

Un gran abrazo!
chusé ha dicho que…
Hay ocasiones en la vida en las que vale más ser listo que intelectual.
la niña de la escalera de caracol ha dicho que…
Un amigo acaba de irse de mi casa, nos conocemos desde hace poco, se trata de un chico que me pasa maria de vez en cuando. Él no ha estudiado,bueno hizo un curso de chapa y pintura y trabaja en un taller. Y hace poco empezamos a quedar. Yo estoy estudiando, he acabado una carrera y me queda muy poco para acabar la segunda. Tengo 27 años.Él procede de otro universo. No le gusta leer, no entiende de muchas cosas(literatura, física cuántica, política internacional,o arte) y a veces siento que no puedo ser irónica con él, o hacer juegos de palabras porque intuyo que no lo va a entender. Desde que quedo con este chico(es un encanto, y muy atractivo,además me hace reir!) he empezado a cuestionarme si es realmente la eduación lo que nos limita, lo que no hace ser menos auténticos, más herméticos.
Él es natural, dice lo que piensa y lo que siente, y su forma de entender las cosas es tremendamente sencilla, y genial.
Yo soy rebuscada;hablamos de películas y le pregunto por directores de cine; me cuenta que no le gusta discutir y le intento psicoanalizar.
Hablamos de sueños, y de música, y a él no le importa decirme lo que le gusta;yo me planteo en qué quedará bien que me guste en ese momento.Cómo tengo un amplio repertorio para escoger...(=ironía)
Creo que le trato con condescendencia.
Esta noche me ha enseñado más de todo lo que a lo mejor pretendo enseñarle yo.
El caso es que estamos muy agusto juntos. Nos hemos besado un par de veces...
No sé porque pero tengo la sensación de que alguien cómo él podría ser mi amigo toda la vida.
Evidentemente he descartado ya la posibilidad de tener algo serio con él, soy así de absurda.De hecho siempre he pensado que me atraen las mentes. Y así, teniendolo tan claro todo, no puedo evitar sentirme un poco mal, porque acabo de descubrir que yo soy sólo intelectual y él, es un humilde sabio, solo que todavía no lo sabe.
Sé que no lo va a leer porque no le gusta internet, pero se lo dedico desde aquí, ...por si acaso.
Un beso cogollín,

(Gracias por el espacio.)