Indignación

La indignación es una reacción que demuestra que no somos ajenos a lo que ocurre en el mundo y por tanto nos revelamos contra injusticias, amenazas o abusos.

Todas las pasiones extremas son malas porque nos vuelven ciegos e insensibles, pero un punto de indignación no sólo es bueno, es, incluso, necesario.

La indignación puede ser el percutor que active la conciencia de las personas. Si reflexionas sobre el hambre en el mundo y algo se te revuelve por dentro porque llegas a la conclusión de que es una situación intolerable, que no puede permitirse, el paso siguiente que das es movilizarte, buscar una solución, animar a otros, tratar de paliar el drama. Tal vez la indignación no sirva para arreglar el mundo, pero es el primer paso para encontrar soluciones.


Comentarios

almena ha dicho que…
Sirve para "remover" por dentro y estimular la puesta en movimiento. Desde luego que sí.

Besos!