El elixir de la vida

En la antigua China, la vagina de la mujer se comparaba con un melocotón, y sus líquidos eran considerados el fluido de la inmortalidad. Para alcanzar la salud y la vida eterna, el hombre tenía que seguir el siguiente ritual: mientras la mujer le practicaba una felación, él debía succionarle el fluido vaginal, mezclarlo con su saliva 36 veces y tragarlo en tres veces a partes iguales. Chicos, por probar que no quede.

Comentarios

Tanhäuser ha dicho que…
Lo de las 36 veces es un poco excesivo, ¿no?

Un saludo.
Anónimo ha dicho que…
Libro 36 ESTRATEGIAS CHINAS. Puede bajarlo desde
http://www.personal.able.es/cm.perez/36_estrategias_chinas.pdf

Describe estratagemas como "moverse sin ser visto en el mar a plena luz del día", "matar con una espada prestada" o "crear algo a partir de la nada". Cuando usted domine estas 36 estrategias, estará preparado para encontrar soluciones a cualquier tipo de problema y será capaz de adaptarse a toda clase de circunstancias.

Para mas información:
http://www.personal.able.es/cm.perez/
Chusé ha dicho que…
Hombre, el remedio es una miajica complicao, pero si el premio es la vida eterna... haremos un esfuerzo.
Si no funciona, por lo menos habremos pasao un ratico en la gloria, je, je.
Toy folloso ha dicho que…
Voy a menudo por allí, como un tonto, porque parece que hay algo, pero no hay nada.
Esto de la vida eterna, en todo caso, me hará buscar un poco más.
Muakis.