Tortura

“Quien mata a un hombre para defender una idea, no defiende una idea, mata a un hombre”. Albert Camus.

El hombre es el animal más cruel y despiadado que existe. Los demás animales pueden luchar, agredirse o matar para sobrevivir, pero ninguna otra especie animal tortura.

El homo sapiens es capaz de maquinar y aplicar los más crueles, sádicos e imaginativos procedimientos de tortura. Detrás de la tortura hay, con frecuencia, una idea, una ideología o un fanatismo. Aunque yo me pregunto si detrás de cada torturador no hay un enfermo mental, un psicópata sin remedio.

La tortura se practica, con diferentes grados de “refinamiento”, en buena parte del mundo. ¿Para qué rayos existe el Consejo de Derechos Humanos? ¿De qué sirve la convención internacional de 1984 sobre la tortura y la legislación penal que considera la tortura como un crimen punible? Esta convención fue ratificada con la firma de 140 países, pese a ello, la tortura sigue sin considerarse un crimen en la mayoría de países del mundo, y eso que la ONU afirma que no debe existir impunidad para tan abominable práctica.

Las voces de los torturados claman en un desierto poblado por sordos. De poco sirven sus denuncias, sus relatos escalofriantes que cubren de vergüenza ajena la dignidad de todo ser humano. El suma y sigue en las cifras repugna al estómago más curtido. ¿Es el respeto a las personas una esperanza inútil? Es un derecho. Un derecho que aleja de la tortura, del tráfico de inmigrantes, de tantas cosas...
* Foto difundida por la televisión australiana SBS, y censurada por la Casa Blanca, sobre las torturas aplicadas por el ejército estadounidense en la cárcel de Abu Ghraib (Iraq).

Comentarios

almena ha dicho que…
La cita de Camus no tiene contestación. No tiene vuelta de hoja.

Ni lo tiene este grito tuyo.
Pero qué pesimista se me antoja que es el horizonte sobre este tema.
Mientras el fanatismo y la hipocresía sigan asentados donde lo están.

Abrazo fuerte, María.
Que tengas un estupendo fin de semana
La hormiguita ha dicho que…
Está claro. Hay que cuidarse de los animales de dos patas.
Saludos
Indigo ha dicho que…
La desigualdad cosecha esos abismos.
Saludos