Las Cruzadas

Las cruzadas representan una oleada de viajes muy particulares. En 1096,los soberanos musulmanes que tenían Jerusalén bajo su poder, cerraron los centros de peregrinación situados en Tierra Santa, lo que provocó la formación de un ejército que, capitaneado por Godofredo de Bullón, conquistó Jerusalén. En el transcurso de los doscientos años siguientes, tuvieron lugar otras seis cruzadas, a la que se sumó la Cruzada de los Niños. Esto dio origen a distintas órdenes militares: los caballeros del Temple, los caballeros de la Orden de San Juan y la Orden Teutónica.

En una de sus campañas, los cruzados conquistaron Constantinopla por error, la consecuencia fue que se produjo un amplio intercambio de ideas con los musulmanes de lugar sobre cuestiones relativas a la filosofía, la arquitectura, la jardinería y áreas afines.

Posteriormente, cuando la Orden Teutónica se quedó sin trabajo, el emperador Federico el Grande le encargó evangelizar Prusia oriental y el Báltico. La orden consiguió crear un Estado, el denominado Estado de la Orden Teutónica. Los caballeros teutones no se fueron por las ramas y los polacos les atribuyen un papel tan funesto en su historia como el que le atribuyen los árabes a los otros cruzados.

Comentarios

almena ha dicho que…
mmm tiempos oscuros.. pero ¿sabes? me atrae sobremanera esa época.

Abrazo fuerte, María
Andrés ha dicho que…
Podríamos decir que hoy en día también hay una especie de Cruzadas. La reunión de las Azores (Los caballeros de la mesa redonda en las Cruzadas): George Bush (descendiente del Rey Arturo), Tony Blair (descendiente del cruzado Ricardo Corazón de León) y en su día José María Aznar (descendiente de Felipe Augusto) por la parte cristiana. Bin Laden (descendiente del temido sultán Saladino), Sadam Hussein (descendiente del Califa de Bagdad) ya capturado, por la parte musulmana. Las cruzadas medievales se organizaron para salvar los Santos Lugares, Las cruzadas modernas para salvar el Santo Líquido Negro (petróleo). Las primeras medievales fueron organizadas por el Papa Urbano II. En las modernas no hay Papa, pero tras la que se ha organizado tras el discurso del Papa Benedicto XVI me temo que alguien ya tiene el personaje que faltaba.