Galimatazo

!Cuídate del Galimatazo, hijo mío!
!Guárdate de los dientes que trituran
y de las zarpas que desgarran!
!Cuídate del pájaro Jubo-Jubo y
que no te agarre el frumioso Zamarrajo!

Valiente empuñó el gladio vorpal;
a la hueste manzona acometió sin descanso;
luego, reposóse bajo el árbol del Tántamo
y quedóse sesudo contemplando…
Y así, mientras cavilaba firsuto.
¡Hete al Galimatazo, fuego en los ojos,
que surge hedoroso del bosque turgal
y se acerca raudo y borguejeando!

!Zis, zas y zas! Una y otra vez
zarandeó tijereteando el gladio vorpal!
Bien muerto dejo el monstruo, y con su testa
!volvióse triunfante galompando!

¿Y haslo muerto? ¿Al Galimatazo?
!Ven a mis brazos, mancebo sonrisor!
!Qué fragarante día! !Jujurujúu! !Jay, jay!
Carcajeó, anegado de alegría.
Pero brumeaba ya negro, el sol;
agiliscosos giroscaban los limazones
banerrando por las váparas lejanas;
mimosos se fruncían los borogobios
mientras el momio rantas necrofaba.

¿Quién es al autor de este poema carente de sentido? Es difícil de decir. Había un poema parecido en inglés, cuya primera estrofa:

Brillaba, brumeando negro, el sol;
agiliscosos giroscaban los limazones
banerrando por las váparas lejanas;
mimosos se fruncían los borogobios
mientras el momio rantas murgiblaba.

completó Lewis Carroll e hizo que la pequeña Alicia encontrase su imagen invertida en el país situado al otro lado del espejo.

Cualquiera que domine la lengua española, reconocerá de inmediato que la anterior estrofa está escrita en español, aunque sólo logre hacerse una idea confusa de la situación descrita por el poema. Asimismo, reconocerá que se trata de oraciones castellanas completas cuya estructura gramatical las hace irreductibles a un simple amontonamiento de palabras, como nos indica la forma en que están conectadas entre sí. La palabra terminada en –ando (bromeando), exige un tipo determinado de palabra: un sustantivo o un adjetivo como sangriento, espumante, vivo o negro. El adjetivo “agiliscosos” determina la secuencia siguiente, compuesta por un verbo en pretérito en tercera persona del plural: “giroscaban” y un sustantivo: los ligazones. Tengo, pues, suficientes pistas para completar todos los tipos de palabras y su conexión y terminaciones nos indican que el poema está escrito en español.
La traducción al castellano de “Galimatazo” es de Jaime de Ojeda.

Comentarios