Esta España nuestra

* En España se habla de educación con bastante pesimismo, y no es para menos teniendo en cuanta el elevado índice de fracaso escolar: fijado en un 30% por el Ministerio de Educación. Esto significa que el 30% de la población española ha acabado la educación obligatoria sin obtener ningún título. España está a la cabeza de los países desarrollados en fracaso escolar y tiene uno de los índices de repetición más altos de los países desarrollados. El gasto público español en educación crece menos que el PIB y casi un tercio de los alumnos abandona sus estudios primarios, por lo que un 6,2 % de los jóvenes españoles de entre 15 y 19 años no tienen ni formación ni empleo, y están muy mal preparados para competir en el mercado laboral.

¿Preocupan estos datos a la sociedad española? No, al ciudadano medio estos datos le resultan indiferentes. A la cabeza de los problemas que más preocupan a los españoles, según datos del último barómetro del CIS, se encuentra el paro: 46,8 %, seguido por la inmigración: 35,9 %, el terrorismo, ETA: 26,9 % y la vivienda: 26,5 %. La educación le preocupa tan solo a un 3,3 %. El aprendizaje interesa como medio para promocionarse socialmente. Saber o no saber es lo de menos.


Barómetro del CIS: Julio 2006

** Por fin sabemos por boca de los señores Zaplana y Rajoy lo que ocurrió el 11-M en Madrid. El PSOE dio un golpe de Estado compinchado con ETA, un grupo de radicales islamistas y las fuerzas de seguridad.


*** Carod-Rovira ha criticado los “criterios provincianos” con los que se ha elegido este año a la pregonera de las Festes de la Mercè de Barcelona: Elvira Lindo. El problema es que la escritora pronuncie su pregón en castellano y no en català. El presidente de ERC ha manifestado que no conoce “ni una sola capital europea, excepto Barcelona, que a la hora de hacer el pregón de sus fiestas lo pronuncien personas que utilizan una lengua que no sea la propia de la ciudad y el país en que se está”. Ayer, ante la sede del Ayuntamiento de Barcelona, unas 500 personas se manifestaron en contra del pregón en castellano y un centenar de entidades han suscrito un manifiesto, impulsado por la Coordinadora de Asociaciones para la Lengua Catalana (CIEMEN) o la Plataforma por la Lengua, en contra del uso del castellano en este pregón. Por su parte, el segundo teniente de alcalde y presidente de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, se negó a asistir al pregón de la Mercè como muestra de desacuerdo por el hecho de que este año sea en castellano. En cambio, el señor Portabella no tuvo inconveniente en asistir al pregón del año 2004, en el que Fatima Mernissi se dirigió al público en francés.

Comentarios