El drama de un escritor

El verdadero drama para un escritor no es quedarse sin ideas, sino quedarse sin sentimientos y sin emociones. El auténtico peligro es que se le seque el corazón, no el cerebro. Mientras no pierda la sensibilidad y la capacidad de sentir, siempre podrá transmitir algo al lector y hará literatura.

Comentarios

Andrés ha dicho que…
En mi opinión, querida María, más bien que quedarse sin sentimientos, y emociones, uno cambia los que desea o necesita compartir. Somos como veletas girando según el viento que sopla. Lo que hoy es alegría o tristeza a compartir, mañana es enojo o miedo que se guardan dentro de si. Hasta que una palabra, una visión externa nos vuelve a mover nuestra veleta interna en aquella dirección por la que mejor nos orientamos.
O como diría Elton John en la canción (Candle in the wind) que compuso a Marilyn Monroe:
"And it seems to me
you lived your life
like a candle in the wind,
never knowing who to cling to
when the rain set in "
almena ha dicho que…
Después del precioso comentario de Andrés, sólo decirte que (afortunadamente para quienes te leemos) tú no corres ese peligro

:)

besos!
chusé ha dicho que…
Que nunca se te seque el manatial de emociones que llevas dentro.
ideas ha dicho que…
el dia que perdemos la capacidad de ver, de sentir.. hemos muerto
Alberto "Paco" ha dicho que…
Me encantó esta entrada... Saludos!