De hijoputas e hijoputadas

Hijoputas hay en todas partes, pero hay algunos que todavía sorprenden por su refinada crueldad.

El diario “Shangai Daily” recoge la escalofriante historia de Zhou Jingzhi, un fulano de 44 años que ha sido condenado a muerte porque tatuaba la piel de las mujeres a las que “amaba”. En el mes de abril de 2004, Zhou conoció a Li e iniciaron una relación amorosa que duró dos años, hasta que ella decidió abandonarlo. A Zhou no le gustó la idea y la encerró durante tres meses en el piso que compartían. A lo largo de este tiempo, el pajarraco se dedicó a tatuarle todo el cuerpo: con una aguja mojada en tinta le grabó en la piel más de cien caracteres chinos que la definían como puta. Así pues, a la tortura física hay que añadirle la humillación, lo que convierte el acto en terrible.

Tras un largo calvario, la familia de Li logró rescatarla, fue entonces cuando se enteraron de que no era la primera vez que Zhou se ensañaba con su pareja, anteriormente había torturado de igual manera a dos mujeres.

Cuesta creer a qué extremos puede llevar la rabia como instrumento de venganza.

Comentarios

Jaime ha dicho que…
¿No es escalofriante que en España país que parecía "civilizado" cuando sale la noticia de que una mujer ha sido víctima de su compañero o marido tenía presentadas 35 denuncias ?. Contemos 1, 2, 3, 4... así hasta 35.
aunque nada más fuera por algo que se llama compasión el que recibe esas denuncias ¿no actúa ningún resorte dentro de él? ¿cuantos hijoputas podemos contar además del maltratdor?
almena ha dicho que…
Indigna, rebela, araña por dentro.
Y, como dice Jaime, no sólo el sujeto maltratador y sádico, sino la pasividad de quienes podrían poner efectivo remedio a estos desmanes abominables.

Hola de nuevo, María. Ya de vuelta. Supongo que también tú.

Un abrazo fuerte
Fanny ha dicho que…
Unas cifras.
Año 2004: 72 mujeres.
Año 2005: 62 mujeres.
Año 2006, hasta la fecha: 50 mujeres han sido asesinadas por sus parejas en España.
El 90% de las víctimas no han solicitado nunca protección.
El 75% de las denunciantes acaban incumpliendo ellas mismas las órdenes de alejamiento y vuelven a convivir con su maltratador.
El problema es muy complejo y no se resuelve ni por la vía policial ni por la judicial. La Ley Integral contra la Violencia de Género aprobada en España no ha servido de mucho porque ninguna ley evita la barbarie y la iniquidad de algunos hombres.
David ha dicho que…
"Yo tenía seis o siete años", recuerda Francisco, de 38 años, "y ya veía las palizas que ese hombre -nunca utiliza la palabra padre- le daba a mi madre. Yo me intentaba meter por enmedio y entonces me pegaba a mí. Le perdí el respeto enseguida, pero como no podía con él, a los 17 años me fui de casa. Ya tenía el campo libre, porque los demás no le plantaron tanta cara. El mayor porque es un pedazo de pan, las niñas porque son niñas y los pequeños porque son pequeños. Y, a pesar de eso, cuando se enfadaba con ellos, casi siempre por defender a mi madre, les tiraba la ropa por la ventana o les daba una paliza. Lo mejor para todos era quedarse callados y no provocar a la bestia".

Así habla el hijo de una de las últimas víctimas de la violencia doméstica en España. Más en el artículo “El círculo del miedo” publicado por el diario “El País”.
http://www.elpais.es/articulo/sociedad/circulo/miedo/elpporsoc/20060903elpepisoc_2/Tes/
JAIME ha dicho que…
"El 95% no lo denuncian"... si después de 35 denuncias no se consigue nada ¿para qué denunciar?.
"El 75% vuelven con sus parejas.." si en muchos casos la mujer depende económicamente del hombre y no tiene donde ir, al menos intentar sobrevivir a ver si el monstruo se calma...
El poder judicial no pueden hacer nada... claro que no porque la justicia es burócrata, demagoga y los casos de denuncia doméstica no mueven cantidades de dinero que es cuando se empieza a mover (léase buenos abogados).
Todo ello no quita que efectivamente hay mujeres que piensan que en el fondo sus torturadores a pesar de todo las aman. "Echaba de menos sus palizas" alguna que otra ha llegado a decir."En el fondo es buena pesona, es que tiene esos momentos de arrebato" dice otra.
Anónimo ha dicho que…
Artículo interesante en el que se entrevista a la decano de jueces de Barcelona:

http://www.larazon.es/noticias/noti_soc112.htm