Castro, Forbes y los gringos

Forbes, la más influyente revista norteamericana, hecha por ricos y para ricos, ha publicado la lista de los gobernantes que más millones tienen. En este top ten aparece Fidel Castro, y la inserción del líder comunista en el ranking ha hecho que se desate la polémica. Aunque esto parece más una bofetada de los amos de Forbes a Castro, es decir, del capitalismo al socialismo, que una información rigurosa y transparente, pues se contaminan los datos financieros adjudicando a Fidel la propiedad de algunas empresas públicas, y a nadie se le escapa que eso es hacer trampa.

Sorprende, por ejemplo, que a la reina de Inglaterra no le incluyan en su lista de bienes la propiedad del palacio de Buckingham ni las joyas de la corona y que Castro obtenga 900 millones de un Palacio de Convenciones donde sólo se celebran actos de estado y cuya entrada es gratuita. A este paso, el año que viene veremos en el número uno de la lista a Evo Morales, gracias a la nacionalización de los hidrocarburos. Es impresionante el entusiasmo con que algunos medios de comunicación destacan la inclusión de Fidel Castro en esta lista y no en la de gobernantes que matan de hambre a sus pueblos.

Tal vez el “amigo americano” está nervioso. El imperio se ha dispersado tanto que degenera por momentos. El esfuerzo por controlar Oriente Medio ha llevado a desatender esquemas de dominación que Estados Unidos había aplicado, hasta hace poco, en América Latina. El capital gringo observa con preocupación que sus negocios en Chile, Venezuela, Bolivia, Brasil, etc. pueden peligrar. Forbes sólo es un termómetro del desasosiego del capital.

Comentarios

Magda ha dicho que…
Lo más terrible del caso es que toman a Castro como si fuera tonto.

La propaganda imperialista es capaz de esto y de más...
Pato ha dicho que…
Una amiga mía cubana siempre dice, medio en broma, medio en serio, que lo mejor que le pudo pasar a Latinoamérica fue el 11-S, pq así por fin EE.UU. le quitó el ojo de encima y aflojó la garra.

:)
Anónimo ha dicho que…
Ustedes los izquierdosos latinoamericanos se hacne aún más comemierdas de lo que son. Fidel es dueño de Cuba, de cada matica, de cada piedra, de cada bajareque y conuco. Aquí nada se mueve si a él se le antoja que se quede quieto. ¿Se le ocurre comprar grupos electrógenos en vez de centrales termoeléctricas o redes de distribución? Así se hace, mi comandante. ¿Quiere gastar una tonga de hormigón y acero en levantar de un día para otro una bola de astas de bandera para tapar unos letreros? A la orden, comandante. Fidel es dueño de toda Cuba, como Mao lo fue de China, Stalin de Rusia, Kim Il Sung de Corea, Hussein de Iraq. Y si de las entradas financieras de todo el país elige darnos una miseria para seguir tirando, es como mismo el granjero le tira las sobras a los puercos. Pero a ustedes los izquierdosos las verdades evidentes les resbalan; ustedes siguen comiendo los mismos mojones alucinógenos de toda la vida.