Las ocasiones perdidas

La huella de la nostalgia es doblemente dolorosa, porque junto a la pena por un pasado que no ha de volver camina pareja la senda del remordimiento por las ocasiones perdidas. Los hombres que no supe amar. Las oportunidades que no quise aprovechar. Los momentos felices que dejé escapar.

Comentarios

Luther Blissett ha dicho que…
Razón tienes, ay...
almena ha dicho que…
Por eso, se hace absolutamente necesario no volver a caer en el error... no en el tiempo con el que aún contamos.

Feliz jueves, María