Palabra de Mas

Pedro J. Ramírez.- ¿Es un derecho de los catalanes el que sus hijos reciban enseñanza en castellano?

Artur Mas.- La reciben.

P. J. R.- Perdóneme, pregunto si es un derecho de los ciudadanos de Cataluña el que sus hijos reciban enseñanza en castellano, no de castellano.

A. M.- ¿Toda en castellano? No, no es un derecho. Toda en castellano, no, porque obligatoriamente tienen que aprender una lengua extranjera, y la lengua extranjera, que yo sepa, no puede aprenderse en castellano.

P. J. R.- Vamos a ver, voy a concretar todavía más para que no salga usted por la tangente. ¿Es un derecho de los catalanes el que la lengua vehicular de la Primaria sea en castellano?

A. M.- Es un derecho de los ciudadanos de Cataluña que eligen el castellano como lengua prioritaria el que tengan una enseñanza prioritariamente en castellano, pero no condicionando el conjunto de la clase, sino a través de la atención individual. Pero, las peticiones en ese sentido son mínimas en Cataluña, ¿por qué?, por…

P. J. R.- Porque no tienen cómo expresarlas.

A. M.- ¡No! Por una razón muy sencilla: el sistema que funciona en Cataluña ya va bien a una inmensa mayoría de la gente. Al término de la enseñanza obligatoria, el niño va a dominar exactamente igual el castellano que el catalán.

P. J. R.- Sí, pero el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en varias sentencias, ha echado en cara al Govern el que no esté materializando el derecho constitucional a recibir enseñanza en castellano, e incluso, con toda claridad, ha explicado que la manera más sencilla de que este derecho se materializara es que se les diera a los padres un impreso en el que pudieran poner en una casilla si prefieren que la lengua vehicular sea el catalán o el castellano.

A. M.- El sistema educativo, también desde un punto de vista del ámbito lingüístico, está avalado por una sentencia del Tribunal Constitucional (TC). Si le damos importancia al TC para otras cosas, démosle también para ésa. El sistema de inmersión lingüística que se practica en Cataluña está avalado por sentencias en todos los tribunales. Lo que no vamos a hacer y ahí se hagan las declaraciones que se hagan, las campañas que se hagan y los artículos y editoriales que se hagan y los debates que se hagan, lo que no vamos a hacer es la doble red escolar. No lo vamos hacer, de ninguna manera. Ni CiU ni Esquerra ni Iniciativa ni el PSC, que somos el 90% del Parlament.

P. J. R.- Por lo menos podría haber cuatro o cinco colegios públicos en que se pudiera estudiar en castellano.

A. M.- No, públicos no, porque eso es un sistema de diferente red y no lo vamos a hacer. Si no hay más remedio, que pidan la excepción y si no quieren pedir la excepción, que vayan a un colegio privado. Que se monte un colegio privado en castellano para quien lo quiera pagar, exactamente igual que se montó uno de japonés en su momento. Que lo haga el Instituto Cervantes o que lo haga quien quiera. Como no serán más de 20 al año no pasa nada.

P. J. R.- ¿A usted le parece racional que en Cataluña, habiendo 2.700.000 personas que hablan el castellano, no haya más que dos colegios donde la lengua vehicular sea el castellano?

A. M.- Sí, me parece absolutamente racional.

* Fragmento de una entrevista realizada por Pedro J. Ramírez, director del periódico El Mundo, a Artur Mas, líder de Convergencia. Dicha entrevista se publicó el domingo 19 de febrero pasado y en ella queda clara cuál es la situación de la lengua castellana en Cataluña.

Comentarios

almena ha dicho que…
no entraré en otros aspectos que podrían ser polémicos.
Sólo... ¿no es una forma de empeñarse en permanecer en un aislamiento tribal? ¿no es una forma de involución?
en fin...
Monsieur le six ha dicho que…
Todo son falacias interesadas. La obligación del sistema educativo catalán, como bien dice Mas, es que los niños acaben dominando las dos lenguas. No dominar cualquiera de las dos es absurdo, se monte como se monte. Lo que les gustaría a los centralistas es que se tuviera que escoger, para que así se dividiera (y por lo tanto se radicalizara) la sociedad catalana y hubiera un "bando" de castellanoparlantes que apoyaran sus tesis. No: mejor una sociedad bilingüe y abierta.