La balcanización de España

Slobodan Minic “Boban”, periodista bosnio residente en España desde hace diez años y ganador del premio Liber Press, imparte un ciclo de conferencias sobre “La lección de Bosnia. Reflexiones sobre la amenaza de balcanización de España”.

“Cuando llegué [a España], hace once años, quedé tan espantado que ni deshice las maletas porque veía inicios de balcanización. Situación política inestable, división en la sociedad, división de los medios de comunicación, una forma de hacer política que para mí no era de fiar. Y, sobre todo, observé una identificación muy fuerte del Estado español con los serbios y de los catalanes con los croatas y después con los bosnios. Incluso en la prensa: un corresponsal catalán amigo mío me explicaba que le cambiaban palabras de la crónica, ya que dependía de si era para la edición de Madrid o la de Barcelona los serbios tenían que quedar como agredidos o como agresores”.

“Aquella división está mucho más acentuada ahora. Los atentados del 11-M, los papeles de Salamanca, OPA, el viaje de Carod a Perpiñán, el boicot al cava, el Estatut… Se ha despertado esta ‘otra España’, muy temeraria. La culminación fueron las declaraciones de Aznar afirmando que las negociaciones del Gobierno y los partidos catalanes podían aportar una balcanización de España”.

“El PP es un partido que va directamente por la crispación, y su lema, aunque no lo hayan pronunciado, es: “cuanto peor, mejor”. Por eso cuando hablan de balcanización no es para intentar evitarla, sino para hacerla posible, ya que saben que en una crisis de este tipo ellos podrían ganar. El precio no les importa. Juegan con los golpes bajos, con mentiras, pero lo que dicen llega a mucha gente porque, así entre nosotros, la gente de España no tiene un nivel muy alto de educación. Lo peor de todo es que han sembrado una semilla de odio. Y de aquí a cinco o seis años, en el marco de una crisis económica –que puede llegar- esta semilla podría dar sus frutos”.

Las palabras de Slobodan Minic me inquietan porque sabe bien de qué habla. Su perspectiva es distinta a la nuestra, ve el problema desde fuera y ha vivido una guerra. “Hay quien dice que la guerra comenzó con el boicot de Serbia a los productos de Eslovenia, porque los eslovenos querían modificar su constitución. Y también se decía que era una modificación inconstitucional y que los eslovenos eran unos insolidarios. Eslovenia aprobó la modificación y al cabo de poco entraban los tanques serbios en el país”. Estas coincidencias hacen pensar.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Se podría encontrar algun texto de las conferencias de este señor.
Tú extracto es impresionante, da miedo.
Enrique Gallud Jardiel ha dicho que…
Artículos muy interesantes y con los que es fácil coincidir. Me gustan sus puntos de vista.
Monsieur le six ha dicho que…
A veces nuestra visión se vuelve errónea por conocimiento de situaciones análogas. Conocer un ejemplo paralelo puede ser tan desorientador como no conocerlo. Sin duda hay similitudes, pero creo que en España la situación no es tan dramática por una serie de detalles. En Yugoslavia había enfrentamientos mucho más graves (raciales, religiosos...) escondidos, y además el gobierno de Milosevich no es comparable con los que hay en España. Aparte de eso, aquí parece que al final se ha conseguido una solución salomónica.
Tranquilidad.