La chusma literaria

Bello fresco que habría que pintar: La Chusma Literaria.
Charles Baudelaire

Vistas desde la periferia, las corruptelas de la literatura española dan risa, por no decir asco. Si las denuncias aburres. No se puede hablar de estos asuntos que son del dominio público porque no es elegante, ni correcto, ni apropiado. Y de quien se ha subido al carro de la fama mediática, crítica o editorial, no esperes que denuncie nada. Es mejor tragar, mirar hacia otra parte y ser precavidos, no vayamos a jugarnos las prebendas, las lentejas o la existencia. Importa mucho más el titular, salir en las fotos.

Certámenes, como el Cervantes, que otorgan premios con absoluta arbitrariedad. Suplementos o páginas culturales que silencian al que no trabaja para la casa o no cae simpático. Editoriales que con gran aparato mediático venden bodrios. Agentes que sacan autores del sombrero y sobornan a jurados. Aplausos de lectores engañados y manipulados... Por que no importa la Literatura, ni la calidad de una obra. La Literatura es otra cosa y transcurre por otros territorios. Está al margen de la mugre mediática, de la voracidad crematística, de trabajarse a los jurados, de libros prescindibles.

Aquí lo correcto, lo que procede, conviene y se lleva es no incomodar, no rechistar. Si te molesta la situación, te callas y te dedicas a lo tuyo, a escribir sin esperanzas ni posibilidades de llegar al gran público, a publicar en revistas de medio pelo, en editoriales de tercera fila que no te promocionan como es debido, a colgar tus trabajos en la Red. Porque tus pataletas le importan un bledo a los que viajan en el carro, cómodamente aposentados en sus lucrativos asientos. Si viajas a pie por polvorientos y tortuosos caminos, te jodes.

Comentarios

almena ha dicho que…
Es una lástima que los certámenes literarios, cuanto más importantes, mayor es la duda sobre su imparcialidad.
Y es una lástima que hasta la poesía, el arte en general, se vean envueltos en tanta corruptela.

Saludos