Holocaustos olvidados

Este año se recuerda el holocausto nazi, se recuerda a los millones de personas que murieron en la segunda Guerra Mundial, se erigen monumentos conmemorativos, se celebran ceremonias...

En el siglo XVI, los españoles y los portugueses, animados y bendecidos por la Iglesia de Roma, exterminaron a 150 millones de nativos americanos, luego los holandeses, los ingleses y los franceses liquidaron a otros 50 millones. Lo hicieron a mano, sin bombas ni cámaras de gas. Doscientos millones de personas, no 200 millones de salvajes paganos, repito, doscientos millones de personas, murieron en el mayor holocausto de la historia. No hay monumento en el mundo que los recuerde.

Comentarios