Hiroshima

Hace sesenta años, la barbarie humana obtuvo uno de sus mayores triunfos. El 6 de agosto de 1945, a las 8:15 horas, el bombardero militar norteamericano tipo B-29 “Enola Gay” arrojó una bomba atómica denominada “Little Boy” sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. La bomba de uranio enriquecido estalló con una fuerza equivalente a la de 12.500 toneladas de explosivo. Hiroshima quedó prácticamente reducida a escombros, y desde ese momento y en los meses posteriores, unas 200.000 personas murieron como consecuencia del bombardeo.

En vista del éxito conseguido, el 9 de agosto, tres días después del bombardeo de Hiroshima, Estados Unidos arrojó una segunda bomba atómica conocida como "Fat Man", de 21 kilotones de potencia, esta vez fabricada con plutonio, sobre la ciudad de Nagasaki. El resultado fue la destrucción de la ciudad y cerca de 100.000 víctimas mortales.

Comentarios