Economía

La economía planificada no funciona porque iguala a todos los hombres en la miseria y la economía de mercado no funciona porque crea extremos indeseables.

En la E.P. todos tienen menos comida de la necesaria. En la E.M. unos mueren de sobrepeso y otros de inanición.

En la E.P. un hogar es una habitación pequeña. En la E.M. es una mansión con 14 baños o el cielo raso.

En la E.P. las familias numerosas no son bien vistas, más bocas para repartir la escasa comida. En la E.M. unos reciben pluses por cada hijo que tienen y otros ven morir de hambre a sus hijos.

En la E.P. nadie puede dar su opinión, ya existe una opinión única que ha de servir para todos. En la E.M. la opinión importa un bledo, allí donde las ideas pudieran subvertir el orden establecido siendo potencialmente “peligrosas”, la gente es analfabeta.

En la E.P. uno no puede abandonar su país, como mucho puede desplazarse a una provincia cercana y con visado. En la E.M. unos viajan en jet privado y otros a golpe de zapato.

En la E.P. la justicia es una utopía, nadie está a salvo. En la E.M. unos pagan costosos pleitos y recurren a veinte instancias para defender sus derechos, otros “desaparecen” en las cárceles...
¿Qué economía debe imperar?

Comentarios