De la cama a la fama

A ser famoso, a alcanzar la fama, a tener renombre puede llegarse por diferentes caminos: el de la excelencia, el de la extravagancia... y el de la cama.

Hoy en día, para ser socialmente famoso, para estar en el centro de la aguja, en el ojo del terremoto, en el epicentro del huracán... basta con pasar por la cama de alguien que ya se haya hecho un nombre en esto del famoseo. Verbigracia. Niñera de futbolista venerado se acuesta con el ídolo de las masas, cuenta sus escarceos con pelos púbicos y señales a una revista o a una cadena de televisión y ¡voilà! la fama llega de manera instantánea y genera pingües beneficios.

Comentarios