22 de septiembre de 2014

Mar azul

Al decir “mar azul” sabemos exactamente a qué color nos estamos refiriendo. Pero ¿es azul el mar? No. También sabemos todos que el agua es incolora, y el mar es una gran masa de agua.
 
Si el mar es azul y el agua incolora, ¿nos hallamos ante una contradicción, un error de percepción, una ilusión óptica…? Vamos por partes. El mar actúa prácticamente como un espejo que refleja el cielo. Los días grises de lluvia, el mar no se ve azul. Durante la noche, el mar tampoco es azul. Pero el agua refleja sólo una parte de la luz que incide en ella, otra parte penetra en las profundidades marinas, que a su vez la reflejan de manera dispersa. Asimismo las partículas que flotan sobre el agua dispersan la luz y provocan que el mar tenga un color característico. Por eso el color del mar no es exactamente igual al del cielo que tiene encima.
 
Cerca de la orilla, el fondo del mar influye sobre el color; hasta aproximadamente un medio metro de profundidad, el amarillo de la arena, al mezclarse con el azul celeste, confiere al mar un precioso color turquesa. Además, la agitación del agua, las olas y el viento hacen que el mar no posea un color uniforme.
 
El mar se pinta con los colores del cielo, pero les añade matices que le aportan una belleza espectacular.

18 de septiembre de 2014

Termina la pesadilla


El teniente Luis Gonzalo Segura, autor de la novela Un paso al frente, ha cumplido los dos meses de arresto a que fue condenado y ya está en libertad. El próximo domingo, 21 de septiembre, a las 12:00 horas, en la Plaza de Isabel II (ÓPERA) en Madrid, habrá una concentración para darle la bienvenida.

15 de septiembre de 2014

Horrores de la I Guerra Mundial

Este año, y durante los actos del centenario de la Primera Guerra Mundial, el mayor conflicto armado conocido hasta entonces en la historia, sabemos las dramáticas cifras de un horror que se prolongó durante cuatro años en Europa.
Coste económico: 208.000 millones de dólares de su tiempo. Durante los siguientes años, la depresión económica afectó a todos los países implicados, excepto Estados Unidos. Alemania sufrió especialmente el desempleo y una superinflación devastadora. Una barra de pan llegó a costar 428.000 millones de marcos.
Fallecieron 9,4 millones de personas (alrededor de 6.000 muertos diarios). El número de mutilados militares ascendió a 15 millones de personas. En Alemania, unos 2,7 millones de soldados regresaron con alguna discapacidad. Unos 800.000 recibieron una pensión de invalidez total. Cerca de 639.000 soldados y oficiales británicos aun recibían pensión de invalidez en los años treinta. De ellos, 65.000 sufrieron problemas mentales.
Genocidio: los turcos causaron la muerte de entre 800.000 y 1,4 millones de armenios, lo que se considera uno de los mayores genocidios de la historia.
Gripe española: millones de personas (una cifra que no se conoce con exactitud) de todos los bandos murieron por culpa de la influenza, mal llamada gripe española.
Desplazados: en los Balcanes y en Anatolia se produjo el desplazamiento de 1,2 millones de griegos y de 500.000 turcos.
Fronteras: el cambio de los límites territoriales dejó a 9,5 millones de germanoparlantes viviendo fuera de sus fronteras naturales.
En un documental propagandístico británico producido para la Primera Guerra Mundial, se decía lo siguiente: “No importa a qué precio: hay que ganar esta guerra”.
 

11 de septiembre de 2014

Ser cincuentañero

Llegan los 50 años, y caen como una bomba o como una bendición, según quién los reciba.
Ya están aquí los temidos 50 y ves que no son tan malos como los pintan, pues a esta edad llevas un buen trecho de vida recorrido y la encaras de otra manera, con más calma y menos dudas existenciales. La edad es ideal, a estas alturas eres un doctorado en mundología por la universidad de la vida y exhibes orgulloso el título. A fuerza de errar, has aprendido tanto…
A los 50 te encuentras a mitad de camino, con experiencia y “joven” todavía para seguir adelante con ilusión y ganas de nuevas experiencias. Sabes quién eres, adónde vas y junto a quiénes caminas, has acumulado sabiduría, tienes tu propia filosofía existencial, un criterio particular sobre la gente y las situaciones. Has luchado en muchas guerras, ganado y perdido batallas, sufrido heridas de diversa consideración, quizás padezcas sus secuelas, pero estás aún en pie, encarando el porvenir. Tus hijos (si los tienes) se han hecho mayores y tus padres también. Los dos espejos te reflejan, puedes comparar desde una distancia objetiva, enseñar y seguir aprendiendo.
Los 50 marcan arrugas en la piel, pero peor es tenerlas en el alma. Mientras te sientas fuerte y animoso, todo va bien. Sigues sexualmente activo, aunque ahora valoras más la sensualidad o la ternura que el ardor. Sabes perfectamente lo que no quieres y te atreves a apartarlo de tu lado sin miramientos.
Con los 50 has ganado un montón de años, también seguridad, aplomo, perspectiva y lo más importante: te conoces. Tu proyecto vital se ha ido consolidando (si la crisis no ha desbaratado tus planes) y es el momento de disfrutar de los logros, de tomarse las cosas con tranquilidad y aprovechar el tiempo restante. La actitud es importante, así que con una sonrisa permanente en la cara esperaremos a la Parca. Que nadie diga de nosotros que no apuramos hasta el último segundo de felicidad que tuvimos a nuestro alcance.

10 de septiembre de 2014

Nos necesitamos

Desde que Dios murió, hemos cambiado mucho. Las preguntas que antes nos hacíamos sobre la muerte, el más allá o la vida eterna se han esfumado ante la evidencia de una “nada” que lo abarca todo. La muerte nos convierte en nada y más allá de la muerte no hay nada. Asunto resuelto. Si alguien todavía alberga alguna duda al respecto, la resuelve no pensando en ello, concentrándose en otros asuntos menos trascendentes.
En la sociedad actual, todos somos jóvenes, atractivos e independientes y no necesitamos de nadie para vivir. No necesitamos a nadie para vivir hasta que reparamos en que somos ancianos y alguien debe asistirnos porque no podemos atender nuestro propio cuidado personal. No necesitamos a nadie hasta que nos quedamos sin pareja, sin trabajo, sin salud o sin empleo, hasta que vienen mal dadas y nos percatamos de que necesitamos a los demás, y mucho.
Cada vez vivimos más años, pero ¿cómo los vivimos? Intentamos permanecer ajenos a la realidad, como esos niños pequeños que al taparse los ojos para no ver al coco, piensan que el coco ha desaparecido. La dinámica del consumismo nos obliga a tener y deja de lado que antes debemos ser. Ser personas, con la dosis de vulnerabilidad, miedo y sufrimiento que ello implica.
No somos autónomos, la enfermedad, los problemas de toda índole, la soledad, las propias dificultades de la vida hacen que los demás no solo sean necesarios, sino que se conviertan en imprescindibles.

9 de septiembre de 2014

España y el desempleo

La OCDE considera que los cambios que se han llevado a cabo en España para activar la búsqueda de empleo van “en la dirección correcta”, pero en las autonomías la implantación es lenta debido al “enfoque pasivo” de los Servicios Públicos de Empleo, que todavía han de mejorar mucho en eficiencia para evitar que el paro se haga eterno.
En su informe bienal, la OCDE valora la Estrategia de Activación para el Empleo 2014-2016, aprobada por el Gobierno, aunque destaca que las políticas activas del mercado de trabajo únicamente resultan efectivas cuando se basan en la obligación mutua: para recibir una prestación, los parados deben participar activamente en la búsqueda de empleo. Si bien, establecer un sistema de obligación mutua “resulta complicado”. Por un lado están las competencias de cada autonomía, por otro, los desempleados deben aceptar ofertas de empleo adecuadas, y esto implica establecer qué se considera "adecuado" en remuneración.
La OCDE destaca que la inversión en políticas activas del mercado de trabajo ha aumentado un 10% desde 2007, “a pesar de que el número de desempleados se ha duplicado con creces”. El gasto en asistencia para la búsqueda de empleo es bajo, comparado con los parámetros internacionales, y de media cada trabajador del Servicio Público de Empleo es tutor de 269 demandantes, dato que sitúa a España a la cola de los países europeos.
La alerta se dispara con el elevado número de parados de larga duración con escasa cualificación, el desajuste entre la oferta y la demanda de cualificaciones, la alta tasa de abandono escolar y la insuficiente innovación. Más de la mitad de los cerca de seis millones de desempleados llevan sin trabajar más de un año, cerca del 50% de los parados tiene estudios del primer ciclo de secundaria o inferiores y unos 750.000 desempleados se dedicaban antes a la construcción.
Las soluciones que propone la OCDE son: reducir la indemnización por despido improcedente e introducir la figura del contrato único con indemnización por despido creciente con la antigüedad, lo que contribuiría a reducir las diferencias entre temporales y fijos. Lo que no ha sido capaz de ver la OCDE es que, bajo estas condiciones, los trabajos solo serán temporales, por todas las ventajas para el empresario que este tipo de contratos conllevan.

8 de septiembre de 2014

Concentración en apoyo del teniente Segura


El próximo día 21 de septiembre, a las 12 horas, tendrá lugar en Madrid, en la plaza Ópera, una concentración en apoyo del teniente Luis Gonzalo Segura, que obtiene su libertad tras varias semanas internado en un centro disciplinario del Ejército. ¿Su “delito”? Ser autor de la novela Un paso al frente, de la que ya se han vendido 7 ediciones.

5 de septiembre de 2014

M7 Oud Absolu

Tom Ford, director artístico de Yves Saint Laurent, creó el anuncio del perfume M7 (2011), que presenta el primer desnudo nítido y frontal de un hombre en el mundo de la publicidad. El cuerpo que aparece en la imagen es el de Samuel Dekeber, bicampeón del mundo de aikido.
El anuncio de M7 se censuró en numerosos países, incluido España, y pudo verse íntegro solo en Francia e Inglaterra.


4 de septiembre de 2014

Jóvenes sin fututo

El Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, ha elaborado el estudio: Crisis y contrato social. Los jóvenes en la sociedad del futuro, para conocer las opiniones de mil jóvenes de entre 18 y 25 años. Los datos se recogieron entre abril y noviembre de 2012 y de ellos se desprende que los jóvenes están preocupados por su futuro. Por la falta de futuro, mejor dicho.
El desempleo, una emancipación imposible, así como la incertidumbre ante un porvenir que se prevé oscuro, provocan desconcierto y ansiedad en la juventud. Temen que haya desaparecido el Estado de Bienestar, no poder disponer de una vivienda en propiedad y no llegar a formar una familia.
El pesimismo es grande. Un 76% de los jóvenes entrevistados considera que su situación no mejorará. Solo el 19% mantiene una actitud optimista ante su futuro. Un 59,2% opina que tendrá una gran dificultad para alquilar o comprar una casa, un 52,5% para ser independiente económicamente y un 49,5% para formar una familia. El 37,6% culpa de la actual situación del país al gobierno y a los partidos políticos. Un 48,6% de los encuestados se declara dispuesto a aceptar un trabajo en cualquier lugar y con cualquier sueldo.

3 de septiembre de 2014

La guerra es democrática


La guerra es democrática, mata sin hacer distingos ni de clase social, ni de sexo, ni de edad, ni de actividad, ni de forma de pensar, incluso sin hacer distinciones de bando. Mueren los pobres, los pecadores, los militares, los civiles, los imparciales, los que buscan matar y los que solo desean sobrevivir. Pero lo más dramático de la guerra es que todos pierden, incluso los que ganan.