29 de mayo de 2015

El Mad Max de Tina Turner

 
En 1985 se estrenó Mad Max, más allá de la cúpula del trueno. Tina Turner estaba soberbia en su papel de Tía Ama. La banda sonora, de Maurice Jarre, incluye canciones legendarias como "We don't need another hero", otro exitazo de la de Turner.

28 de mayo de 2015

Carmona, Carmena y Aguirre

Esperanza Aguirre siempre es rápida en sus reacciones y ahora, ante la debacle del 24M sufrida por el PP, ofrece la alcaldía a Carmona, supuestamente sin condiciones. Carmona podía decir sí. ¿Qué hubiera hecho Aguirre entonces? Esta situación hipotética no se dará, pues el PSOE no está dispuesto a aceptar.
Después de tanto como ha despotricado Aguirre contra Podemos, su amigo Margallo la ha contradicho manifestando que Carmena no es un peligro para la democracia. Aunque Rafael Hernando continúa secundando a Aguirre: “Podemos es una amenaza para la estabilidad pues se trata de un partido que quiere cambiar la Constitución y volver a la España previa de 1978 porque no cree en la democracia española. Y eso es así, no es que se lo invente la señora Aguirre. Lo dice Pablo Iglesias cada vez que pueda".
Los populares saben que los socialistas no morderán el anzuelo, pero intuyo que su intención es que ante la opinión pública parezca que el PSOE se lo pone en bandeja a la extrema izquierda. 
Carmona lo tiene complicado para salir con bien del jardín en el que se ha metido. Aseguró que nunca pactaría para gobernar "ni con populares ni con populistas", sin embargo, todo indica que lo hará. Tras el 24M, el populismo se ha convertido, por obra y gracia de las urnas, en una opción legítima.
Carmona puede ser vicealcalde con Carmena, o no ser nada. Entre tanto, Ahora Madrid, y de rebote Podemos, disfrutan del triunfo.

27 de mayo de 2015

Una visión paleolítica

Los científicos parecen estar de acuerdo en que las diferencias morfológicas, cognitivas o psicológicas que existen entre hombres y mujeres surgen en nuestra historia remota y durante miles de años se han ido grabando en el ADN perpetuándose hasta nuestros días.
 
Las teorías de Darwin se basan en la idea de que, dentro de una especie, los individuos que sobreviven son los que mejor se adaptan al entorno, transmitiendo en sus genes los comportamientos y rasgos físicos más apropiados, mientras que las conductas inadecuadas o peligrosas desaparecen. Los principios de selección natural y cultural rigen los pasos de los sociobiólogos para investigar las diferencias entre géneros, que se fundamentan en el reparto de papeles y en la organización social de los pueblos prehistóricos y que mantienen la perspectiva tradicional según la cual nuestros antepasados paleolíticos eran cazadores y nuestras antepasadas eran recolectoras y encargadas de la prole.
 
Partiendo de la dudosa veracidad de esta premisa, los sociólogos explican nuestras diferencias. Si el cuerpo femenino tiende a acumular grasa y el masculino acumula músculo, es porque el hombre-cazador recorría grandes trechos para buscar comida y necesitaba unos miembros fuertes y vigorosos para cazar y para huir. Esta es la razón aducida para desentrañar por qué el hombre desarrolla más que la mujer su masa muscular. El papel de la mujer prehistórica era procrear, durante los meses de embarazo y aunque la comida escaseara, no podía dejar de alimentar a la criatura que gestaba, después, una vez nacida, debía amamantarla o proporcionarle nutrientes para sobrevivir. Por eso, la mayor preocupación de nuestras antepasadas era acopiar reservas de grasa para garantizarse el futuro, el suyo, el de sus hijos y, por ende, el de la especie. Puede que por eso, en la actualidad, unos pechos abundantes y unas caderas redondas hechicen a la mayoría de los varones, que conservan este instinto ancestral para discernir en las curvas femeninas un buen seguro de descendencia.
 
El mismo patrón evolutivo explicaría el origen de las distintas habilidades masculinas y femeninas. Las mujeres están mejor dotadas para la comunicación porque se pasaban la mayor parte del tiempo juntas, desempeñando actividades colectivas como recolectar o preparar los alimentos. También su desarrollado sentido del gusto provendría de su papel fundamental en la alimentación de la tribu, de su buen criterio dependía la vida, pues debía reconocer los frutos maduros y las plantas comestibles. También su oído se agudizó a base de estar atenta al llanto de sus hijos y aprendió a comprender las emociones ajenas identificando si los lloros eran de hambre, de frío, de dolor, de miedo… Por su parte, los hombres aprendieron a orientarse y se tornaron más agresivos influidos por su principal actividad: la caza. El buen cazador tenía que adentrarse por parajes desconocidos en busca de comida y luego regresar con los suyos, para ello tuvo que aprender a reconocer con detalle los sitios por los que pasaba, buscar observatorios estratégicos y ejercitar su puntería. Pero la caza, supongo yo, que no era una actividad solitaria, los hombres prehistóricos ya debían saber que la unión hace la fuerza. Y en el caso de que lo fuera, ¿no tendrían que comunicarse con otros cazadores? Por otro lado, es muy probable que la mujer también se viera en la necesidad de recordar dónde estaban determinadas plantas y árboles, también tendría que caminar en busca de raíces y frutos, encaramarse a algunas ramas, salir corriendo si algún depredador la atacaba, defender a sus hijos en peligro… Aún encuentro otro punto débil a estas teorías, si el hombre se marchaba de casa durante largos periodos para ir a cazar, su mujer y su prole quedaban solos y desprotegidos, por tanto, la mujer tenía que ingeniárselas para seguir comiendo durante su ausencia, para salvaguardar su vida y la de sus criaturas, es decir, la mujer debía ser por fuerza autosuficiente y no un ser desvalido a la espera de que el macho de la especie colmase sus necesidades.
 
Es muy probable que las explicaciones que nos ofrecen sobre nuestras antepasadas sean solo una visión reduccionista con la que se intenta explicar por qué los hombres y las mujeres somos diferentes, por qué los hombres son de Marte y las mujeres de Venus, por que los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas. Las hormonas y los genes marcan solo algunas predisposiciones, pero es la experiencia vital de cada uno la que determina ciertas conductas, reforzándolas o eliminándolas, de ahí que cada individuo, hombre o mujer, sea un ser único. Lo demás son ganas de justificar posturas de inferioridad o superioridad.

25 de mayo de 2015

Vuelta al cole

Pasaba ante la puerta y la encontré abierta, inmediatamente recordé que era jornada de elecciones y por ser colegio electoral, tenía el portón de par en par.
No pude resistir la tentación y entré al colegio en el que estudié la EGB. Fue poner un pie en el patio del recreo y volvieron los recuerdos de otros tiempos. Cuando los gritos de la chiquillería corriendo o jugando al fútbol lo llenaban todo. Casi pude sentir la presencia de mis compañeros en medio de la algarabía. La fachada se ha reformado. Una placa recuerda a los maestros que han ejercido en el centro a lo largo de su centenaria historia. El porche cubierto está algo cambiado, pintado de vivos colores, más pequeño de cómo yo lo recordaba. También yo soy otra.
Colegio Cándido Domingo, Zaragoza
 

22 de mayo de 2015

Salud mental


 
 

Todos estamos un poco locos, pero la cantidad de locura que padecemos es la que determina si somos “normales” o “anormales”. El grado en que nuestra conducta se decante hacia uno de los extremos, determinará si cabe considerarla enfermiza.
 
Si vemos a un niño que juega en la calle al teje: saltando por las baldosas de la acera, no solo nos parecerá una actividad normal, sino saludable. Un adulto también puede jugar al teje, pero cuando observamos que sistemáticamente elude pisar las líneas divisorias de las baldosas o las sigue de manera intencionada, interpretaremos su actuación como atípica y un médico la calificaría de neurosis obsesiva.
 
Todos nos sentimos eufóricos y “desinflados”, agresivos y tímidos, divertidos y tristes, sin que esto signifique que estemos tocados del ala. Padecemos estrés, vivimos conflictos emocionales, sufrimos insomnio, fatiga, ansiedad, algunas fobias… La sociedad que hemos construido nos vuelve neuróticos. Necesitamos afecto, comprensión, contacto con otras personas, refuerzos y estímulos por parte de los demás, y en lugar de eso recibimos agresividad, indiferencia, menosprecio… Nuestro entorno no nos facilita una vida mentalmente “confortable”, por eso nos aislamos, nos sentimos inseguros y frustrados.
 
Cada cual reacciona según sea su temperamento, pero también reacciona al trato que le dispensa la vida y quienes le rodean. Nuestra conducta es cada vez más neurótica. No podemos ser tal y como la sociedad exige: perfectos, y quizás compensamos esta frustración como Ricardo III: “Yo, toscamente construido, deforme, enviado a medio hacer a este mundo, acabado a medias y tan imperfectamente y fuera de moda que los perros ladran cuando me paro delante de ellos… ya que no puedo mostrarme como un amante… he decidido comportable como un miserable”.
 
Las noticias que nos llegan del mundo nos muestran comportamientos monstruosamente crueles. El tipo de individuo que surge en las situaciones de guerra o de violencia social, bajo cualquier fanatismo o en un ambiente inhumanamente atroz, no puede ser “normal”. Sin llegar a estos extremos, poco a poco nos volvemos más crueles, más insensibles. Nos estamos adaptando al mundo hostil que hemos creado.


19 de mayo de 2015

Quién fue Leonardo Da Vinci

¿Quién era? es la pregunta que subyace en una biografía. En un hombre como Leonardo Da Vinci, celoso de su intimidad y difícil de conocer, la respuesta a esta pregunta es una suma de sorpresas.

 

Los hitos que logró, sus cuadros de fama mundial, sus magníficos y detallados dibujos, sus excelentes tratados de anatomía, sus inventos, pero para averiguar quién era el hombre más que en sus grandes obras deberíamos fijarnos en los pequeños detalles: su llamativa forma de vestir, con túnicas de un color rosa chillón, botas de cuero, anillos… o el peculiar almuerzo que tomó cierto día de 1504: anguilas, albaricoques y pan a la pimienta. En la British Library, se conserva una página con anotaciones sobre geometría que Leonardo escribió seguramente en 1518. Falta una cuarta parte para concluir la hoja y el texto se interrumpe bruscamente con un etcétera. La última línea sorprende y confunde, dice: “perche la minestra si refredda”. Sí, dejó de escribir porque la sopa se enfría. La aridez de sus abstracciones geométricas se interrumpe para ofrecernos una muestra de humanidad.

 

El genio del Renacimiento era un hombre sencillo, pese a que la lista de sus logros es abundante y variada: inventor, anatomista, matemático, músico, escritor de pensamientos y apuntes, pintor, botánico, ingeniero… Él mismo se definió como un hombre iletrado, era porque no sabía latín, no fue a la universidad. Leonardo siguió una educación distinta, que se impartía en academias que enseñaban prácticas profesionales, de los universitarios opinaba que no eran sino “voceadores y recitadores de las palabras de otros”. La curiosidad, su virtud más destacada, suplió sus carencias de una educación reglada. Su mente, libre de cualquier precepto aprendido, fue configurando su pensamiento y su manera de ver el mundo. En uno de sus cuadernos figura el listado de sus libros, una pequeña colección que incluye la Historia natural, de Plinio, un libro de gramática latina, un manual de aritmética y la epopeya Morgante, de Luigi Pulci.

 

Leonardo prefiere la experiencia de primera mano. La sperientia lo es todo. Y para comunicar sus experiencias prefiere el dibujo a la palabra, que confunde la mente del lector. En el margen de uno de sus dibujos anatómicos sobre el corazón escribió: “¡Oh, escrito! ¿Cuáles de tus palabras describirían este órgano con tanta perfección como lo hace este dibujo?” Tal vez por eso sus cuadros son meticulosos, capaces de expresar acontecimientos mentales mediante los gestos físicos de los personajes, misteriosos y perturbadores.

15 de mayo de 2015

Niña y madre

Según datos provisionales de 2014, 684 niñas de entre 10 y 14 años dieron a luz el pasado año en Paraguay.
El embarazo de 23 semanas de una niña de diez años ha destapado la realidad que padecen las menores en Paraguay. El Gobierno de este país ha desoído las recomendaciones de un grupo de expertos en derechos humanos de la ONU y obliga a la pequeña a llevar a término la gestación, fruto de los reiterados de abusos sexuales inferidos por su padrastro.

14 de mayo de 2015

Sensibilidad y eficacia


El candidato del Partido Popular para la alcaldía de Getafe (Madrid), Juan Soler, regala preservativos en su campaña electoral. El eslogan: “Sensibilidad y eficacia”.

13 de mayo de 2015

Frases para la historia

Estamos en campaña electoral y hay que llamar la atención, distinguirse del rival. Esta mañana, el presidente Mariano Rajoy se ha subido a una de las bicis públicas de Madrid. Le acompañaban las candidatas del PP Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. Rajoy ha manifestado que hacer deporte "es bueno para quien lo hace y para quien no".
 

11 de mayo de 2015

Mensaje descifrado

Si consigues leer las primeras palabras, el cerebro descifrará las demás...

 C13R70 D14 D3 V3R4N0 3N L4 PL4Y4, 3574B4 0853RV4ND0 4 
 D05 CH1C45 8R1NC4ND0 3N 14 0R1LL4, 357484N 7R484J484NDO
 MUCH0 C0N57RUY3ND0 UN C4571LL0 D3 4R3N4 C0N 70RR35,
 P454D1Z05 0CUL705 Y PU3N735. CU4ND0 357484N 4C484ND0
 V1N0 UN4 0L4 D357RUY3ND0 70D0, R3DUC13ND0 3L C4571LL0
 4 UN M0N70N D3 4R3N4 Y 35PUM4, P3N53 9U3 D35PU35 DE
 74N70 35FU3RZ0 L45 CH1C45 C0M3NZ4R1AN 4 L10R4R, P3R0
 3N V3Z D3 350, C0RR13R0N P0R L4 P14Y4 R13ND0 Y JU64ND0
 Y C0M3NZ4R0N 4 C0N57RU1R 07R0 C4571LL0.
 
 C0MPR3ND1 9U3 H4814 4PR3ND1D0 UN4 6R4N L3CC10N; 
 64574M05 MUCH0 713MP0 D3 NU357R4 V1D4 C0N57RUY3ND0
 4L6UN4 C054 P3R0 CU4ND0 M45 74RD3 UN4 0L4 L1364 4
 D357RU1R 70D0, S010 P3RM4N3C3 L4 4M1574D, 3L 4M0R Y
 3L C4R1Ñ0, Y L45 M4N05 D3 49U3LL05 9U3 50N C4P4C35
 D3 H4C3RN05 50NRR31R.

 C0N 4F3CT0

6 de mayo de 2015

Churros rellenos de humo

En 1859, Samuel Smiles autopublicó Self Help, un breve manual sobre valores y conducta. Fue el primer libro de autoayuda. Poco tardó en convertirse en best-seller, en un año se vendieron veinte mil ejemplares. El éxito extraordinario de este libro se debió a que la coyuntura histórico-económica del momento hacía que las clases trabajadoras estuvieran explotadas y fueran tremendamente infelices. A ellos se dirigía Smiles. Por eso el señuelo de la felicidad dio tan buenos réditos económicos.
Animado por los resultados anteriores, en 1875 Smiles publicó Ahorro. En la obra se anticipaba una transformación que el tiempo ha consolidado: “El esnobismo no se limita a adular a los ricos, sino que frecuentemente se transforma en adulación hacia los pobres. Ahora que las masas ejercen poder político, hay una tendencia creciente a complacerlas, a halagarlas, a no decirles más que palabras dulces. Se les acreditan virtudes a sabiendas de que no las poseen. Para ganar su simpatía frecuentemente se finge tener sus puntos de vista, aun a sabiendas de que eso conduce a la desesperanza. El agitador popular debe complacer a aquellos a quienes se dirige []. Resulta muy raro que a estos oradores se les ocurra sugerir a quienes les escuchan que ellos mismos son los culpables de lo que les pasa o que carecen de unos medios hacia la felicidad que no están a su alcance”.
Smiles fue claro y contundente, se atrevió a decir que usted, que yo, que todos carecemos de unos medios hacia la felicidad que no están a nuestro alcance. Pero ahora intentan convencernos exactamente de lo contrario. Con la única fuerza de la fe en nosotros mismos, debemos solventar nuestros problemas. Y existe una conspiración para hacernos creer que tenemos un poder verdadero y palpable.
Los grandes gurús del momento, esos que venden recetas mágicas como churros rellenos de humo, intentarán convencerle de que usted es el eje del universo, un ser especial, un guerrero de la luz. Cualquiera es capaz de lograr sus sueños y cuando deseas ardientemente que algo suceda, todas las fuerzas convergen para que tu deseo se haga realidad. ¡Mentira podrida! Si alguien pretende venderle su receta sobre cómo cumplir los objetivos de la vida y llegar a ser feliz, desconfíe. Le engañarán una vez más.
Fíese únicamente de Samuel Johnson, en 1791 dejó sentadas las bases de la felicidad en una sentencia: “La pobreza es la gran enemiga de la felicidad”, que se resume en el siguiente planteamiento: Dinero=Felicidad.